Revista Nanny State Made Me – defensa teñida de rosa del estado del bienestar | Libros


TEs un libro extraño, personal y controvertido sobre un gran tema nacional. Stuart Maconie, el escritor y locutor quizás mejor conocido por su trabajo en la radio, aboga por el estado de bienestar y la propiedad pública. Para hacer esto, se opone a aquellos a quienes les gusta burlarse de cualquier forma de resistencia al libre mercado como una intervención no deseada del "estado niñera". Las personas, señala, que generalmente han sido criadas por "niñeras".

Este es ciertamente un tema candente, dado el debate cada vez más polarizado sobre los fracasos de la privatización, pero al mismo tiempo es demasiado ambicioso: cuando se trata de salud, educación, vivienda, transporte, sistema de beneficios e incluso bibliotecas y parques públicos, y con una perspectiva demasiado limitada: la de Maconia y la de sus conocidos amigos.

Su adolescencia fue en la década de 1970 y su tesis básica es que este período fue "la última edad de oro para el estado benevolente y los trabajadores británicos". Es un momento, dice, que ha sido traducido por historiadores populistas (todos pantalones acampanados y hooligans de fútbol) y que se recuerda injustamente por inflación, huelgas y recortes. actual.

De hecho, escribe, gran parte de este período fue "sangriento" y cita sus películas, música y literatura favoritas de la década de 1970. Allana el camino para un enfoque bastante nostálgico y sentimental de los grandes problemas fiscales y económicos. y social.

En esta representación, Margaret Thatcher puso fin a los días felices del prog y el punk rock, nuevas ciudades brillantes y hermosos parques municipales. Todo salió mal después de eso. El NHS colapsó, la privatización destruyó el panorama social y la reforma del sistema de beneficios significó que no había más niños de la clase trabajadora en la música. popular

"¿Dónde se han ido todos los Erics, Joes, Bills, Georges y Brians que formaron la élite del rock de los años 60 y 70?" Pregúntale a Maconie, que se parece mucho a un hombre de unos cincuenta años. Quizás en otras formas de música que les parezcan más relevantes. Se queja del advenimiento de Hugos y Orlandos en el rock independiente, pero no menciona a los Stormzys, Skeptas o Professor Greens de la tierra y el rap.

En cualquier caso, lo que ha sucedido desde el advenimiento del thatcherismo es mucho más complejo de lo que permite este libro. Toma el NHS. En el apogeo de la década de 1970, cuando los hospitales parecían maravillosos (y la esperanza de vida era de alrededor de 73 años), el gasto en el NHS estaba entre el 3% y el 4% del PIB. Hoy en día (con una esperanza de vida de 81 años), es casi del 8%.

¿Podría el NHS ser mejor? Ciertamente, pero no aferrándose a un pasado romántico, aquí es donde Maconie arregla sus lentes color rosa. En el último capítulo del libro, visita Noruega, que ve como una alternativa al modelo británico. No nota que la atención médica no es gratuita en Noruega. Imagine la protesta si un político británico sugiriera pagar las visitas al médico de cabecera, como lo hacen en la soñadora Noruega.

Justo al final, Maconie aborda un tema que, sospecho, estaba oculto debajo de su invectiva: la creciente importancia social y política de la individualidad y la identidad. Tiene razón, especialmente cuando escribe que, a pesar de todas las charlas ideológicas sobre el empoderamiento, "el estado está ahí para usted cuando no se siente orgulloso, sexy o empoderado". Sin embargo, este libro a veces encantador pero finalmente disperso es menos una crítica al culto al individuo que ha florecido en las últimas décadas que un ejemplo bien intencionado.

The Nanny State Made Me: A History of Britain and How to Save It por Stuart Maconie es publicado por Ebury (£ 20). Para pedir una copia, visite guardianbookshop.com. Reino Unido gratis p & p más de £ 15