Autoficción en guerra: por qué las "novelas de venganza" despegan en Noruega | libros


yoEl aumento de la autoficción en los últimos cinco años está causando que los lectores ingleses se pregunten si su comprensión de la novela está desactualizada, los lectores noruegos, mucho más familiarizados con la mezcla de ficción y memorias, se han ocupado del nacimiento. de un género apagado: la novela de venganza.

En 2016, el autor noruego Vigdis Hjorth publicó su novela. Arv og Miljø, publicado en inglés este año bajo el título Will and Testament, traducido por Charlotte Barslund. La historia de Bergljot, que rompió todos los lazos con su familia porque se niega a creer que su padre la agredió sexualmente cuando era niña, fue aclamada por críticos y lectores y leída como pura ficción. al diario noruego Aftenposten reveló que extractos de documentos familiares privados habían sido trasplantados textualmente en la novela. ¿Hjorth, quien escribió autobiográficamente en el pasado, acusó indirectamente a su propio padre?

Hjorth nunca dijo que el Testamento fuera autobiográfico, insistiendo en que la novela habla tanto de silencio como de incesto. Pero la revelación provocó un debate generalizado sobre la ética de escribir sobre personas reconocibles, que culminó en 2017 cuando la hermana de Hjorth, Helga, publicó su propia novela. titulado Ven vilje (Libre albedrío), sigue a una mujer llamada Nina que se sorprende al convertirse en un personaje de la novela de su hermana Vera sobre el conflicto familiar y el incesto.

Esta no es la primera vez que un trabajo de autoficción recibe una respuesta en forma de libro. En 2018, cuando el autor francés Édouard Louis publicó ¿Quién mató a mi padre?Quién mató a mi padre), nombró a varios miembros de la élite política francesa que, según él, indirectamente causaron la muerte de su padre al desmantelar los servicios sociales. El político Martin Hirsch, uno de estos acusados, publicó una novela titulada ¿Cómo maté a su padre?.

Karl Ove Knausgaard.



Karl Ove Knausgaard. Una fotografía: Murdo Macleod / The Guardian

Del mismo modo, Karl Ove Knausgaard, la mayor exportación literaria de Noruega, fue examinado cuando utilizó nombres reales en los seis volúmenes de su novela híbrida My Struggle. Su primera ex esposa, Tonje Aursland, produjo un documental de radio titulado Versión de Tonje, que describe en detalle su experiencia de convertirse en un personaje involuntariamente.

Knausgaard siguió My Struggle con el cuarteto estacional, publicado en Noruega entre 2015 y 2016. El mes pasado, su segunda esposa, Linda Boström Knausgaard, una exitosa escritora, publicó Oktoberbarn (Niños de octubre) en Suecia, describe los eventos descritos en la primavera y el verano de Knausgaard. Sin embargo, October Children no niega el libro de su ex marido, su escritura ahora parece estar en diálogo. Karl Ove escribe en verano que la pareja acordó separarse; en Oktoberbarn, Linda afirma que fue su decisión. Su primer libro abiertamente autobiográfico se convierte así en un acto de autoexamen lo suficientemente poderoso como para igualar o incluso superar a los de su ex marido.

Dedicado a los padres de las hermanas Hjorth, el libre albedrío de Helga Hjorth fue escrito para desacreditar el trabajo de su hermana. "La única forma de encontrar el equilibrio sería expresarse a través de una obra literaria, escribir una novela", se dijo Nina en el libro, con la esperanza de invalidar la versión de Vera y defender el honor. de sus padres Pero en su afán de negar el libro de su hermana, Helga Hjorth obliga a una lectura autobiográfica de Will and Testament que Vigdis dice que nunca quiso.

Irónicamente, podría considerarse que el Libre Albedrío confirma las descripciones en Voluntad y Testamento de una familia casi maníaca en su determinación de desacreditar a su acusador. Cuando el último libro se adaptó a una obra de teatro exitosa en el escenario nacional en Bergen el año pasado, Inger Hjorth, la madre de Vigdis, demandó al teatro. La respuesta del teatro podría resumir todo este debate: "La interpretación autobiográfica es solo eso, una interpretación".