Chips, sexo y escalada social: los periódicos sin censura de Chips Channon | Libros

[ad_1]

WCuando los diarios de un político desconocido llamado Sir Henry "Chips" Channon se publicaron por primera vez en 1967, causaron revuelo, y no solo entre aquellos cuyos nombres aparecían en su índice ("vil, perverso e idiota", anunció la novelista Nancy Mitford, hablando en nombre de los heridos que caminan). Channon, un advenedizo de Chicago que inexplicablemente logró casarse con la hija de un conde angloirlandés extremadamente rico, se ha convertido en círculos vertiginosamente altos. Como amigo de Eduardo VIII y Wallis Simpson, había disfrutado de un asiento en primera fila durante la crisis de abdicación; como diputado conservador de Southend, había observado con halagadora admiración cómo Neville Chamberlain negociaba con Hitler, y abyecto horror cuando Winston Churchill lo sucedió como primer ministro (Channon estaba a favor del apaciguamiento). Lo más sorprendente de todo es que en una visita a Berlín para los Juegos Olímpicos de 1936, él y varios otros de sus inteligentes amigos ingleses habían salido de fiesta con prominentes nazis, incluido Hermann Göring, cuyo jardín iluminado se había transformado para parecer un cruce entre un Coney Island. parque de atracciones y el Petit Trianon en Versalles, un golpe teatral que aparentemente enloqueció de celos a Joseph Goebbels y Joachim von Ribbentrop.

Pero chorreando jugo como esos diarios –la principal virtud de Channon como escritor es su constante conciencia de que la torpeza es el peor pecado de todos, y por esa razón están entre los más brillantes y agradables nunca escritos– también estaban incompletos. Cuando Channon murió en 1958 a la edad de 61 años, su hijo Paul (más tarde secretario de transporte en el gobierno de Thatcher) encendió su publicación en verde. Pero, se acordó, necesitarían estar muy redactados. Independientemente de la sexualidad de su padre, entre los amantes masculinos de Channon (y a menudo casados) se encontraban el dramaturgo Terence Rattigan y, casi con certeza, el príncipe Paul de Yugoslavia, casi todos los nombrados en el libro todavía estaban vivos. Como dijo la ex esposa de Chips, Honor, en ese momento: "Algunos de los comentarios desagradables (fascinantes) DEBEN ser eliminados". Estaba particularmente preocupada por lo que pudiera pensar la reina Isabel, la reina madre. Cuando apareció el libro, entonces, era como un pequeño volumen: suficientes palabras para llenar un libro de bolsillo de Penguin, la edición que tenía.

Cortado en 2018, cuando Simon Heffer, el periodista e historiador, después de haber sido invitado por los nietos de Channon a editar una nueva edición completa 60 años después de su muerte, recibió con entusiasmo todos los cuadernos existentes, incluidos los volúmenes perdidos de la década de 1950. de camino a la sede de la familia, Kelvedon Hall en Essex, después de que alguien los comprara en una venta de maleteros ("Creo que estos son suyos", le dijo el comprador a Paul Channon, volviendo a guardar los productos en una bolsa de plástico). Heffer dice que fue un honor y un privilegio que me pidieran que hiciera este trabajo gigantesco: "¡Patatas fritas con todo!" como él dice, y finalmente han terminado tres años de trabajo. El primer volumen, que tiene más de 1.000 páginas, se publica la próxima semana; el segundo seguirá a finales de este año y el tercero en 2022. Y así es como sabemos ahora, entre otras mil cosas deliciosas, exactamente lo que pensaba Channon de la reina Isabel la reina madre. (Ella era, escribe, indolente y poco ambiciosa, "con un rastro de traición y malicia gay". En cuanto a su esposo, Jorge VI, él era "un barrenador bien intencionado", y no tenía ningún parche en su hermano. David, también conocido como Eduardo VIII, más tarde duque de Windsor, quien aunque "poco inteligente, sin educación y mal educado" habría sido un rey "brillante", a pesar de sus "inclinaciones nazis").

Desde la sede de su propia familia en Essex, Heffer se ríe a carcajadas (me habla a través de FaceTime desde un estudio bastante grandioso, las espinas amarillas brillantes de una colección de Wisden, los jugadores de críquet del almanaque, en un estante detrás de él). "Por supuesto que es enteramente lo malo de David ”, dijo. "Pero Chips es el mejor hijo de puta de estrellas, y si te metes en eso en este país, entonces la mejor estrella para follar deber ser el monarca. Eran amigos desde 1924, y la Sra. Simpson es una estadounidense que, como él, se abre camino en la alta sociedad. En 1935, Emerald Cunard (la famosa anfitriona) intentó reclutar amigos para ella, y Chips fue su primer puerto de escala. Pero cuando llega la crisis, tiene todo tipo de canales. Vive junto al duque de Kent (otro de los hermanos del rey) en Belgrave Square; y tiene sus amigos en la Cámara de los Comunes, por lo que también tiene el punto de vista de Stanley Baldwin (entonces Primer Ministro). Es un periodista nato, siempre al teléfono con sus contactos, y tiene mucha información privilegiada. "

Una de las mejores cosas de la nueva edición de la revista, piensa, es un memorando de alto secreto sobre la abdicación que Channon escribió en 1937. “Tú y yo somos una generación en la que es casi ilegal ser grosero con la Reina Madre. Dice Heffer. “Pero cuando es grosero con ella, es bastante específico. Creo que tenía razón, al igual que, más tarde, retratará al duque y la duquesa de Windsor como almas perdidas. Una vez que es un ex rey, su novedad desaparece. "

Simon Heffer en su casa cerca de Colchester.
Simon Heffer en su casa cerca de Colchester. Fotografía: Antonio Olmos / The Observer

Por alarmante que sea oír que me describen como de la misma generación que Heffer, un archienemigo del Brexiter que no soporta la comida picante y dice que lo que más extrañó durante el encierro es su amado Garrick Club, me parece que no puedo. importa demasiado. Es tan sorprendentemente buena compañía: ambos más teatrales que sus espléndidas columnas en el Telégrafo, y (un poco) más considerado. Y Chips lo convirtió en un verdadero géiser de chismes, a pesar de que los que saltan a la cama, la escalada social y la escalada de postes grasientos están en su mayoría muertos. Al leer los diarios sin editar, a veces me preocupaba que más fuera, de hecho, menos. Robert Rhodes James, su primer editor, no solo eliminó todas las cosas sexuales y anti-Churchill: salvó al lector de muchas denominaciones, mientras que las notas al pie de Heffer, por necesidad, a menudo se parecen a una página de la nobleza de Burke, cada miniatura. Aristo menor o real europeo debidamente dotado de un linaje completo. Heffer, sin embargo, insiste en que nunca se cansó de su tema. Incluso cuando Chips era el más irritante, todavía le gustaba.

Su gran característica de redención es que sabe lo horrible que puede ser

“Dice tonterías. Pero sentí la misma indulgencia que tengo por mis hijos. Me encantaría haberlo conocido, aunque estoy seguro de que había sido un dolor en el trasero, aún mirando por encima del hombro para ver a la siguiente persona más interesante entrar en la habitación. Su gran característica redentora es que sabe lo horrible que puede ser.

Channon nunca se metió en política. La cima de su éxito fue ser secretario privado parlamentario de Rab Butler, mientras que él era subsecretario de Estado en el Ministerio de Relaciones Exteriores (al explicar el nombramiento de este enano adinerado de colegas en ascenso social a colegas escépticos, Butler dijo que reflejaba su necesidad de vincular a un primer … vagón comedor de clase a su tren). Las dos novelas que escribió tampoco eran policías. Su verdadero genio era la amistad (aunque algunos de aquellos de quienes dependía su felicidad lo encontraron secretamente falso y vil). "Sí", dijo Heffer. “Sus amigos lo amaban. Era firmemente generoso y estaba desesperado por ser amado. Encontró a la gente fascinante, aunque creo que también se sentía bastante solo.

Pero su lealtad también lo ha descarriado. “Nunca dejó de preguntarse si sus amigos estaban equivocados y si sus enemigos tenían razón. Es por eso que está sobre Chamberlain, delirando con él de una manera tan incontinente (incluso antes de que Chamberlain fuera a encontrarse con Hitler en 1938, Channon cree que salvó al mundo). ¿Qué pasa con su actitud hacia los nazis? Es asombroso (y espantoso) ver en blanco y negro todo el entusiasmo de las clases dominantes británicas por este régimen en la década de 1930. "Sí, dice cosas sobre Hitler que nadie en su sano juicio pensaría", dijo Heffer. “Es porque ve a Alemania como un baluarte contra el bolchevismo. Todos sus amigos recuerdan que dispararon al zar y creen que los bolcheviques están esperando hacer lo mismo con ellos. Más tarde se retractó. Pero le toma tiempo.

La familia de Channon en Estados Unidos era rica, su padre había heredado una flota de barcos en los Grandes Lagos, y así fue como comenzó. Su madre, que había dotado una biblioteca en París, tenía conexiones allí, y el primer volumen de revistas comienza con él en esa ciudad en 1918, donde trabaja como agregado honorario en la Embajada de los Estados Unidos. El cena con Marcel Proust y Jean Cocteau, y va a Ypres a ver las trincheras. Después de eso, se mudó por primera vez a Oxford, donde se graduó, obtuvo su apodo (aún inexplicable) y comenzó a hacer conexiones útiles; luego en Londres, donde compartió casa con Paul de Yugoslavia y el vizconde Gage (otro de sus amantes), y comenzó a cortejar a la familia Curzon (Lord Curzon era entonces ministro de Relaciones Exteriores).

Nadie parece saber cómo conoció a Honor, la hija de Lord Iveagh, un miembro de la familia Guinness (faltan registros para este período), pero con su matrimonio en 1933, las puertas a un mundo lujoso están abiertas de par en par. Su padrastro lo ayuda a comprar su casa en Belgravia, con su gran comedor, una "sinfonía" plateada y aguamarina que ha sido decorada para parecerse a un cierto pabellón de caza real rococó cerca de Munich, y una finca en Essex (aunque su matrimonio con Honor no duró; los dos son decididamente infieles – en este volumen ella con su instructor de esquí). Inmensamente rico e increíblemente bien conectado, si hay una pelota, es casi seguro que Chips estará allí, ahora está en camino de convertirse en el Pepys de entreguerras.

Es casi difícil pensar en alguien que no hace aparecen en los periódicos. En el primer volumen, tiene una aventura con la actriz Tallulah Bankhead ("Me senté en su camerino y vi cómo cambiaba la encantadora criatura rosa, corsés rosados, ropas rosadas frágiles, una rosa del vientre …"), una cena con HG Wells (" difícil y petulante… traiciona su origen como sirviente ”), y es inclinado sobre un altar y es azotado por el sacerdote católico y experto en hombres lobo Montague Summers (“ realmente siempre tienes que hacer todo una vez ”). Más tarde, aparecerán Evelyn Waugh, Gore Vidal y Tennessee Williams.

¿Habrá alguna revelación en los próximos volúmenes? "Oh, Heffer dijo con deleite. "Está teniendo una aventura con alguien muy famoso en el volumen tres. ¿Qué tan abierto fue Channon sobre su sexualidad? Él y su compañero de toda la vida, un paisajista llamado Peter Coats, vivían juntos, ¿no es así? "Da un salto adelante, señorita Cooke, por así decirlo. Pero no, no eran pareja. Sus amigos lo sabían, pero había una conspiración de silencio. Después de la guerra, las actitudes se volvieron mucho más estrictas. Durante este tiempo, recuerde, Lord Montagu fue enviado a prisión. (En 1954, el compañero fue condenado por incitar a actos homosexuales).

El mayor sueño de Channon, ser elevado a la nobleza, nunca se hizo realidad. "Pero si hubiera visto el lugar ahora, podría haberse sentido diferente", dijo Heffer con cariño. ¿Y que hay de él? Boris Johnson puso recientemente a Evgeny Lebedev, el dueño de la Estándar de la tardey Veronica Wadley, su exeditora, en The Lords. Rie. “No creo que él me acepte. Estoy a favor de los Lores, pero el patrocinio ciertamente necesita ser revisado. "Por desgracia, él y Johnson no son exactamente los mejores amigos en estos días." Conozco al Primer Ministro. He trabajado con él durante años (en Telégrafo y el Espectador). No soy un gran admirador. No creo que tenga el equipo para hacer bien el trabajo. »¿Qué pasa con su oficina? En una columna del año pasado, describió a algunos de sus miembros como mediocres. “Ni siquiera son eso. Llamar mediocridad a Gavin Williamson es halagarlo.

Chips de vacaciones en Deauville, Normandía en 1918.
Channon de vacaciones en Deauville, Normandía en 1918. Fotografía: © Administradores del dominio literario de Henry “Chips” Channon.

Mientras Heffer y yo hablamos, los problemas persistentes con la frontera del Mar de Irlanda en particular, y los acuerdos aduaneros en general, no muestran signos de aliviar, y ahora se habla de un túnel a la Isla de Man (o algo así). Como persona que apoyó a Ukip, ¿se arrepiente de algo? "No, realmente soy un Brexiteer no reestructurado", dice, más tranquilamente de lo que imagina. “En las elecciones de 1974, cuando aún no tenía 14 años, me acerqué al Partido Laborista con el argumento de que pensaba que Ted Heath nos había traicionado al llevarnos a la Comunidad Europea. No voté en las últimas elecciones. No me atreví a hacerlo. Fue una elección entre mirarme en el espejo y saber que yo había sido responsable de poner a Boris Johnson, o un hombre que … "En este punto, dijo algo difamatorio sobre Jeremy Corbyn con acusaciones de antisemitismo, luego continúa: "¿Pero ahora? ¡Estamos dirigidos por gente incompetente! Es su culpa. Se ha hecho una preparación inadecuada". Todavía no puede creer que el gobierno estuviera preparado para violar la ley internacional con su proyecto de ley del mercado interno el año pasado. impresionante. Abominable. "

Pero no respondió a mi pregunta. ¿Qué pasa con las empresas que tienen dificultades para comerciar? ¿Qué pasa con los pescadores y los cultivadores de narcisos? “Mira, no quiero que los negocios de nadie se vuelvan una mierda”, dijo. "Pero sólo un pequeño número se ve afectado". Citando una cifra favorita de Vote Leave, sugiere que solo el 6% de las empresas del Reino Unido exportan a Europa (lamentablemente, aunque esta cifra puede no ser inexacta, también es engañosa, ya que resulta ser traducida por aproximadamente 340.000 empresas). Después de eso, tras explicar largamente lo mucho que disfruta de sus vacaciones anuales en Bretaña y lo "infantil" que fue Emmanuel Macron al disolver la vacuna Oxford AstraZeneca, terminó diciendo: "Al final, todos se calmarán. Usted y todo lo hará". ser resuelto.

Personalmente creo que apesta. Pero eso también (probablemente) es cierto. Una cosa sobre Channon's Diaries, cuyo primer volumen termina justo antes de que estalle la guerra en Europa (más tarde su casa será bombardeada en un ataque aéreo), es que te dejan con un gran sentido de la perspectiva. Todas las cosas pasan realmente. Leerlos por segunda vez en el encierro me hizo sentir un poco mejor. Siempre es bueno tener una visión a largo plazo y organizar una fiesta siempre que puedas.

Henry "Chips" Channon: The Diaries 1918-38 (Volumen 1), editado por Simon Heffer, es publicado por Hutchinson (£ 35). Para solicitar una copia, vaya a guardianbookshop.com. Pueden aplicarse cargos de envío

[ad_2]