Cómo el misterioso rey de las habitaciones cerradas Seishi Yokomizo finalmente entró en inglés | libros

[ad_1]

Un pueblo japonés de 1937 está conmocionado por un horrible asesinato: una pareja de recién casados ​​que se encuentra encerrada en una habitación "empapada de carmesí con su propia sangre", una espada sangrienta de samurai clavada en la nieve afuera. Se llama a un desaliñado detective aficionado Kosuke Kindaichi: ¿puede resolver el misterio de la habitación cerrada?

Kindaichi, la creación del famoso novelista criminal japonés Seishi Yokomizo, hizo su primera aparición en 1946, resolviendo, con un toque típico, el enigma diabólico de los asesinatos de Honjin. Esta novela le valió a Yokomizo el primer premio Mystery Writers of Japan en 1948. Kindaichi continuó jugando en otras 76 novelas, vendiendo más de 55 millones de libros y apareciendo en numerosas adaptaciones de televisión y teatro.

Pero la respuesta de Japón a Agatha Christie y John Dickson Carr, los escritores de Yokomizo muy admirados, nunca se envió al Reino Unido. La primera traducción al inglés de The Honjin Murders se publicó 73 años después de su primera aparición en Japón, cuando Pushkin Vertigo publicó la traducción de Louise Heal Kawai a fines del año pasado. Ahora, la prensa independiente está publicando la traducción de Yumiko Yamakazi de la segunda salida de Kindaichi, The Inugami Curse, en la que una serie de asesinatos inquietantes comienzan después de que la voluntad de un hombre rico ha sido leída a su familia.

En Pushkin, Daniel Seton dice que los editores se sorprendieron al descubrir que los misterios de Kindaichi apenas habían sido traducidos al inglés antes (con la excepción de una pequeña edición estadounidense), que se reduce a la "renuencia tradicional de los editores británicos y estadounidenses a tomar lo que ven como el riesgo de publicar libros en traducción".

Pero The Honjin Murders "es uno de los mayores misterios de asesinatos en la historia del crimen japonés, presentando y mostrando al detective de ficción más famoso del país", dijo. "Parecía obvio" publicarlo en inglés.

"Tiene todos los ingredientes que emocionan a los fanáticos de los misterios británicos y estadounidenses de la edad de oro", agrega Seton, "una antigua casa de campo, una familia en llamas, misteriosos sonidos por la noche". , un asesinato horrible y un detective brillante con una solución ingeniosa. También está imbuido de una atmósfera típica japonesa y está lleno de referencias juguetonas a los clásicos y las tradiciones de la escritura criminal ".

Pushkin ahora está planeando otros títulos de Yokomizo, para deleite de su nieto On Nomoto, quien está en Londres para hablar con la Sociedad Japonesa sobre su abuelo, quien murió en 1981. La fama de Yokomizo fue Como en 1980, se estableció un premio literario en su honor: el Premio Seishi Yokomizo por una novela de misterio inédita, cuyos ganadores recibieron 10 millones de yenes y una estatuilla de Kindaichi.

Nomoto dice que Yokomizo, nacido en Kobe en 1902, devoraría los misterios del idioma inglés de niño, recogiendo títulos de Edgar Allan Poe, Arthur Conan Doyle y Agatha Christie, y soñando con escribir el suyo: “John Dickson Carr fue su favorito. Su carrera comenzó cuando era un niño, recorriendo viejas librerías, encontrando cualquier tipo de libro de idiomas extranjeros que pueda ser una historia de detectives. Así es como comenzó. "

Yokomizo trabajó en el negocio farmacéutico familiar durante unos años antes de editar la revista de misterio Shinsei nen (New Youth), donde presentó a los lectores japoneses una serie de novelas criminales extranjeras. En 1932 sabía que quería escribirse a sí mismo, pero un largo episodio de tuberculosis lo pagó durante unos años.

En 1939 regresó a Tokio, pero la guerra había comenzado en Europa y se enfrentó a la censura: el gobierno "consideró que las novelas de detectives eran de la cultura occidental y prohibió por completo a los autores escribirlas. "dice Nomoto. "Justo después de que terminó la guerra, dijo:" Puedo escribir lo que quiera. "Fue su alegría escribir estas historias".

Los asesinatos de Honjin se publicaron en 1946. Rápidamente encontró un gran número de seguidores, y Yokomizo se hizo conocido por sus giros diabólicos, dice Nomoto. Sus lectores adoraron los libros porque no son solo una historia de miedo. "Siempre hay salvación", dice. "Kindaichi está tratando de descubrir no solo cómo mataron a alguien, sino también por qué sucedió. Y detrás de la historia, todavía está vinculada a la historia japonesa. "

Yokomizo murió cuando Nomoto tenía 10 años, pero todavía tiene un claro recuerdo del "ruido de traqueteo" de la máquina de escribir de su abuelo mientras trabajaba, y el ruido de arrastre de sus zapatillas mientras 39, se estaba moviendo por la casa. "Cuando visitamos su casa, normalmente no venía a la casa, siempre fue una abuela", recuerda. "Necesitaba comprobar (para ver) si estaba pensando seriamente en el asesinato o no".

Cuando la gente descubre quién era su abuelo, dice Nomoto: "Siempre preguntan, ¿has leído todo?" No, admite. “Sería el sueño de mi vida, mi logro. Espero poder "

[ad_2]