Cruzando el manglar de Maryse Condé – un pueblo unido por un vagabundo | Maryse Condé

Cuando el comité del Premio Nobel de Literatura pospuso su premio de 2018, un asociación de figuras culturales suecas creó el Premio de la Nueva Academia Alternativa y se lo otorgó a la novelista de Guadalupe Maryse Condé. Fue un tributo apropiado para un escritor que siempre publica nueva ficción aclamada, incluida la novelística del mes pasado, Waiting for the Waters to Rise, incluso cuando su directorio de fondos entra en el canon de los clásicos modernos.

Crossing the Mangrove, publicado por primera vez en francés en 1989, se abre con una golpe: mientras cae el crepúsculo en el pueblo ficticio de Rivière au Sel en Guadalupe, el recién llegado y ruin cubano Francis Sancher ha sido opuesto muerto, «cara contra el suelo en el comedón pegajoso ”. La anuncio de su crimen resonó en todo el pueblo: «¿Quién lo mató?» Mientras la multitud se reúne, nuestro narrador se pregunta si los aldeanos no son hipócritas, «para todos […] Había tratado a François como un vagabundo y un sacerdote, ¿y no es el destino de un sacerdote caducar en la indiferencia normal?

Pero están interesados ​​porque la vida de la mayoría de ellos ha sido tocada o trastornada por Sancher y durante la incertidumbre la historia serpentea como un río, cayendo sobre todos los aldeanos. Las más afectadas son Mira y Vilma. Mira dio a luz al hijo de Sancher, habiendo caído sobre él como un punto estable en su cambio de vida tras la crimen de su raíz. “Cuando tenía cinco años, me escapé por primera vez. No podía aceptar el hecho de que no hubiera una mamá para mí en algún lugar de esta tierra. Y Vilma, todavía una niña, está embarazada del hijo de Sancher. Ella también había buscado, después de que su madre la rechazara y ella buscara liberarse de sus malos comienzos.

Dispersas a lo largo del libro hay palabras del criollo de Guadalupe, que agregan una textura deliciosa al diálogo.

Las historias de los aldeanos vienen en capas, cada una de solo unas pocas páginas, pero se suman a nuestra comprensión de la red de relaciones. La madre de Vilma, Rose Samsaran, confirma su rechazo a su hija – «el corazón no recibe órdenes» – que, resulta, es una reacción a la muerte de un niño antes. Mientras tanto, Carmelian, el hermano de Vilma, odia a Sancher por lo que considera la violación de Mira, pero no la de su propia hermana.

Sin embargo, no es una historia trágica, sino más bien una historia de vida en todos sus sabores. Hay ingenio en la historia del hablador Cyrille el narrador y el absurdo del borracho Loulou, que sueña con obtener una autorización real para su negocio de flores: «La reina de Inglaterra me sonríe, tiene un diente lleno de oro de Guyana en su mandíbula inferior. Condé, quien enseñó en la Universidad de Columbia, tampoco está por encima de burlarse de sí misma: un personaje, Lucien, reflexiona que es imposible hablar de escritura «ya que los pocos escritores guadalupeños que existen han pasado la mayor parte del tiempo hablando de la cultura caribeña en Los Ángeles. Ángeles o Berkeley ”.

Esparcidas por todo el ejemplar, las palabras en criollo de Guadalupe añaden una textura deliciosa al diálogo: «¡Cálmate!» ¡Siéntate en silencio! ¡O kon pwa ka bouyi! (“¡Eres como guisantes hirviendo!”). En una nota introductoria, el traductor Richard Philcox, marido de Condé, dice que su inspiración para la traducción fue la Sra. Persona a persona.

Sancher es un catalizador para los aldeanos. Una, Dinah, decide dejar Rivière au Sel: “Voy a averiguar el sol, el clima y la luz para lo que me quedan abriles de vida. ¿Dónde los encontraré? ella pide. » No lo sé aún. Lo que sí sé es que los buscaré. Del mismo modo, el conferenciante de Crossing the Mangrove puede o no descubrir quién mató a Sancher. Pero en el camino, encontraremos algunas cosas fascinantes y hermosas que no sabíamos que estábamos buscando.

Crossing the Mangrove de Maryse Condé (traducido por Richard Philcox) es publicado por Penguin Classics (£ 9.99). Para apoyar a Guardian y Observer, solicite su copia en guardianbookshop.com. Pueden aplicarse cargos de remesa