EL EXPERIMENTO PITEŞTI

¿Donde encontrar el texto EL EXPERIMENTO PITEŞTI?


¿De que proxenetismo el texto EL EXPERIMENTO PITEŞTI?

Presentación Hay utopías, religiosas o sociales y políticas, que querían realizarse plenamente («seamos radicales») y que crearon en ellas distintos niveles de tormento y desolación. Parece que el hombre sólo puede existir en el hábitat aristotélico, evitando los extremos, dejando que las distintas fuerzas que lo empujan sean limitadas, aunque de forma flexible y oscilante según las circunstancias, y sin dejar que una, por bendita que sea. parece, para vivir todo el tablas. Pero los fanáticos están generalmente poseídos por un pensamiento seguido según el cual una idea cicerone nos proporcionaría en su expansión ilimitada todo tipo de perfectamente sin ninguna mezcla de mal. Luego se anulan otras deyección humanas esenciales, que se aplastan en el camino, de modo que el ser humano se desprende de sí mismo. Como resultado de esta violencia, la emplazamiento fuerza-idea utópica se pone finalmente al servicio de los intereses privados y personales, que están entonces necesariamente en directa contradicción con los demás y, por consiguiente, asimismo con el perfectamente genérico, la razón y la convivencia. Ha habido y todavía hay regímenes teocráticos al servicio de una religión, especialmente si es revelada por Dios o sus mensajeros. El intento de santificar a todos los ciudadanos, y asimismo con la particular idea que el líder o el orden dominante tiene de la bondad, transforma la ciudad en un oficio inhabitable, como ha rematado por ejemplo Savonarola en Florencia, o algunos grupos islámicos actuales. Aquellos que no están de acuerdo con esta creencia o que no siguen sus preceptos tienen dificultades para existir. También se podría cuchichear de dictaduras nacionalistas, entre las que destacan el nazismo tudesco de Hitler y sus campos de concentración. Allí, es la idea que tienen el líder o líderes de su comunidad la que prevalece sobre el destino de los individuos. Esta comunidad puede apañarse su fundamento en la raza o en el origen cultural e histórico, y clasificar a otros como ciudadanos inferiores, de segunda clase, incluso siervos o esclavos o carne de exterminio. Este nacionalismo asimismo puede manifestarse en diferentes formas de colonialismo de un pueblo, considerado superior, sobre otro. Las utopías de la sencillez absoluta, pensadas como pertenecientes exclusivamente al individuo, que ocurrirían en el tolerancia total, se encaminan en dirección a la lucha de todos contra todos y hacen del hombre un hombre lobo para el hombre, porque no han comprendido que la forma de ser de La sencillez racional humana no es solo individual, sino asimismo esencialmente comunitaria. En el otro extremo, encontraríamos la afirmación de la igualdad de todos y del total predominio de lo colectivo sobre la sencillez del individuo, concebida como virtud y razón frente a la explotación de los pobres por parte de los ricos. De este banda, encontramos varios ensayos de sociedades comunistas, comenzando por el de Rusia. Las sangrientas imposiciones dictatoriales de Lenin, Trotsky y sobre todo Stalin son hechos perfectamente conocidos. Pero asimismo podemos citar a Mao y su revolución cultural china, y especialmente al gobierno de Pol Pot (Saloth Sar) y su Khmer Rouge, quienes, con la ayuda de los regímenes comunistas de China y Vietnam, convirtieron Camboya entre 1975 y 1979 en un orfelinato de reeducación y tortura y en un campo de exterminio donde cayeron casi dos millones de personas, una cuarta parte de la población, incluidas más de doscientas mil como consecuencia de ejecuciones extrajudiciales. El texto en manos del profesor se sitúa en esta última clase de horrores, y concretamente en la Rumanía comunista, aún no la del célebre Ceauşescu, de final trágico, que fue secretario genérico del Partido Comunista Rumano de 1965 a 1989, pero sí la de su predecesor, Gheorghe Gheorghiu-Dej, secretario genérico desde 1944 hasta su asesinato en 1965, pero bajo el gobierno de Petru Groza, quien fue primer ministro de Rumanía de 1945 a 1952. Fue el momento en que Stalin impuso su ley en sus áreas de influencia. Groza logró en 1947 aplastar violentamente a la competición y hacer que el rey Miguel abdicara y se exiliara, estableciendo la República Popular de 1948 a 1952 con una Constitución similar a la de otros países soviéticos. En 1949, el régimen se definió finalmente como una dictadura del proletariado. Es en este nuevo «orden» comunista, todavía incipiente y que ha llegado a establecerse definitivamente en Rumanía con Gheorghiu-Dej, donde tiene oficio la experiencia de Pitesti desde diciembre de 1949 hasta agosto de 1952. Es un intento de reeducación para el nuevo Realidad comunista, un esquema para difundir el nuevo estilo de humanidad necesario, pero lo que encontramos guarnición similitudes con las técnicas utilizadas por los nazis en sus campos de concentración. Es como si asistiéramos a una variación del mundo de Saló o 120 días de Sodoma de Pasolini, por supuesto ya no a cargo de agentes fascistas, sino de comunistas del todopoderoso poder, tratando de anular al otro en su forma más íntima. individualidad personal. Al leerlo, no se puede evitar un enorme sentimiento de repudio y la idea de que lo demoníaco que somos y en lo que vivimos aparece a veces de forma extraordinario y devastadora, es asegurar la imagen del mal que podemos hacer, porque es muy posible. que muchos de nosotros caímos en una deducción similar, especialmente si fuimos sometidos a una manipulación refinada y tortura. Por tanto, lo que hay que evitar es la estructura, esa distribución del poder que permite y permite que prevalezca lo que en la serie Star War se ha llamado el banda complicado de la fuerza.

LA EXPERIENCIA PITEŞTI .

Información sobre el texto EL EXPERIMENTO PITEŞTI?

“El libro EL EXPERIMENTO PITEŞTI de la editorial Ediciones Xorki (Moldava SL) con ISBN 978-84-948441-2-6 ( EAN 9788494844126 ) fue publicado por Ierunca, Virgil / TANASE, STELIAN el 03-10-2019 en HISTORIA Y DOCUMENTOS. Este libro esta escrito en Tapa blanda o Bolsillo y disponible en formato Garrigós Bueno, Joaquín, tiene una longitud de 96 páginas, un peso de 155 gramos, unas dimensiones de 210 x 135 mm. y cuenta con 16 imágenes.

¿Que otros libros ha escrito Ierunca, Virgil / TANASE, STELIAN?

¿Cuales son los libros mas leidos de la editorial Ediciones Xorki (Moldava SL)?