El hambre y la grasa por Timur Vermes Críticas: amplia sátira sobre la migración y la hipocresía | libros


yoestá en el futuro cercano, y Europa ha cerrado sus fronteras fuertemente a los refugiados. Se ha desarrollado un gran campamento permanente en África subsahariana, apoyado (solo) por ayuda occidental. Pero sus habitantes están estancados: incluso aquellos que pueden ganar les resulta inútil ahorrar. Los precios cobrados por los contrabandistas están aumentando más rápido de lo que los refugiados pueden ganar dinero, y los días de arriesgar todo en una canoa en el Mediterráneo han quedado atrás.

Esta es la premisa de la nueva novela de Timur Vermes, y lo que desencadena la acción es la llegada de una estrella de la televisión de realidad alemana Nadeche Hackenbusch, que vuela al campamento para filmar una serie de su programa, Angel in Adversity. Ella llega con un maquillador personal, un auto a rayas de color rosa a rayas y un suministro de su gama de sujetadores Hackenpush para distribuir a los necesitados. Allí conoce a "Lionel" (llamado así por la gente de la televisión después de que él dijo algo místico sobre los leones), un joven refugiado reclutado como su reparador en la cámara y poco después como su amante. A su romance le sigue un periodista conformista llamado Astrid que archiva copias como esta:

Recordamos instintivamente Guerra y paz, esta novela maravillosamente profunda de Leonardo Tolstoi: una joven noble, interpretada por la inolvidable Audrey Hepburn, encuentra su gran amor, y esto en medio de las pruebas y en Rusia. Pero cuando subrayamos esta sorprendente comparación con Nadeche Hackenbusch, y le decimos que en los últimos días y meses, ella realmente se ha convertido en una Audrey Hepburn en el corazón, simplemente se ríe modestamente y se acerca a Lionel. nuevo Bolkonsky, un hombre tan guapo como misterioso.

Estamos en el territorio de lo que a veces se llama "sátira general", lo suficientemente amplia, en este caso, para acomodar cómodamente una autopista de ocho carriles. Nadeche es un tonto alisador; Astrid es un comerciante de peluche semi-alfabetizado con afirmaciones literarias fatales; sus superiores son lacayos de carrera. De vuelta a casa, nos presentan a un político identificado solo como "el subsecretario", cuyo jefe, el Ministro del Interior, es el primero en informar que una estrella de televisión está cambiando Los ojos y la compasión de la nación en un campo de refugiados podrían significar dificultades.

Y problemas, eso significa. Lionel no es modelo. Tuvo una idea inteligente y rápidamente llevó a Nadeche a bordo: ¿qué pasaría si él y sus compañeros refugiados, 150,000 de ellos, simplemente fueran a Alemania? El Ministerio del Interior tiene razón en preocuparse: "No es solo una masa de refugiados que perecen en algún lugar. Es una masa de refugiados con su propio programa de televisión. Presentado por Nadeche Hackenbusch. Limpia el piso con jabones diarios. "

Donde Vermes sobresale inesperadamente, compensando su caracterización superficial y sus ironías bastante laboriosas, es pensar tan ingeniosamente sobre la logística de cómo podría funcionar realmente. Lionel solicita la ayuda del gángster principal del campamento para organizar camiones de agua y comida para acompañar a los caminantes, todos financiados por micropagos diarios desde sus teléfonos celulares. El detalle se vuelve bastante fascinante, y el ritmo inicialmente levemente lento del libro se reanuda gradualmente.

A medida que la columna de refugiados se dirige hacia el norte, a una velocidad constante de 14 kilómetros por día, esta audiencia de televisión comienza a tener un efecto en la política doméstica. La extrema derecha, en un país donde los nazis todavía se sienten incómodos en sus recuerdos, está ganando popularidad. Hay demostraciones: "¡No les des dinero y harina de soja! ¡Necesitamos un muro y potencia de fuego! "(Este verso, por cierto, da una idea de la capacidad y la idiotez de la traducción de Jamie Bulloch, y me gustaría saber qué traducen las palabras alemanas por" shitgibbon "y" jizztrumpet ".)

¿Qué harán los políticos? Las fronteras en África y luego en el Medio Oriente parecen no presentar ningún obstáculo, un puñado de guardias mal pagados con pistolas no pueden reprimir a 150,000 personas, incluso si no son fácilmente corrupto. Además, dado que su destino declarado es Alemania y tienen sus propios recursos, ¿no es lo más fácil para cada gobierno otorgarles un pasaje seguro, y tal vez ser para descargar algunos de los refugiados del país mientras están allí?

Constantemente, la columna de caminantes avanza y crece. Su audiencia también. La posibilidad de que casi medio millón de personas se presenten en la frontera alemana se vuelve real. ¿Se pueden comprar? Saboteado? Tondu? ¿Podemos construir una cerca? Electrificada? ¿Y cómo va a jugar todo esto con la gente en casa? La novela comienza a adquirir un aspecto profundamente teórico del juego, con un sabor de la novela ingeniosa y subestimada de Ben Elton. Palomitas de maiz, que también explora cómo ser televisado puede hacer que una situación delicada sea mucho más delicada.

Tienes la sensación de que Vermes realmente no sabía cómo unir todo, pero él sí, y con una energía ardiente y un salvajismo imaginativo y alegre. Su hazaña es hacer que este éxodo, y la hipocresía avergonzada de las reacciones occidentales a él, sean totalmente plausibles.

The Hungry and the Fat por Timur Vermes, traducido por Jamie Bulloch, es publicado por MacLehose (PVP £ 16.99). Para pedir una copia, visite guardianbookshop.com. P&P gratis en el Reino Unido por más de £ 15.