El malestar de la noche por Marieke Lucas Rijneveld – Revisión | Libros


reEl malestar es un eufemismo. La primera novela de Marieke Lucas Rijneveld, que ha sido preseleccionada para el International Booker Prize, llega a perturbar. El libro, un éxito de ventas de 28 años en los Países Bajos, comienza con una niña de 10 años, Jas, enojada por no poder patinar sobre hielo con su hermano Matthies y deseando que él muere en lugar de su conejo (teme que su padre lechero no sentimental vigile al animal para la cena).

Y luego su hermano muere, cayendo a través del hielo.

El siguiente es un estudio perfecto de una familia que se desmorona en la locura del dolor, tanto más molesto por la forma infantil, simple y dramática que se informan sus comportamientos compulsivos. La prueba de la fiebre aftosa en la granja los prueba aún más (el libro está preparado para la epidemia de 2001), lo que requiere el sacrificio de sus queridas vacas.

La familia de Jas es un cristiano estricto, una experiencia compartida con Rijneveld, que todavía trabaja en una granja lechera. El autor no binario habló de crecer con el sentimiento de un "Dios amenazante y cruel", y también de perder a un hermano a una edad temprana, que la familia apenas discutió. Sufrir en silencio es también la respuesta de la familia idealizada. "Solo conocíamos la cosecha que venía del suelo, no las cosas que crecían dentro de nosotros", dice Jas.

Incluso antes de la muerte de Matthies, los padres son piadosos hasta el punto de ser punitivos; Las funciones corporales son una fuente de vergüenza. A partir de entonces, es como si las enseñanzas sobre el pecado, la penitencia y lo físico fueran dolorosamente hostigadas por la pérdida de la familia y sus intentos desesperados por controlarla o dominarla.

Jas se niega a quitarse su capa roja cada vez más desagradable, mantiene un alfiler de dibujo atrapado en su ombligo y desarrolla estreñimiento crónico (esta novela escatológica no es para los delicados). Su hermano Obbe golpea obsesivamente la cabecera de su cama y comienza a matar animales, mientras que su madre se niega a comer una lista cada vez mayor de ciertos alimentos.

A lo largo de La incomodidad de la noche. los personajes prueban los límites de los límites del cuerpo: los suyos y los de otros. El padre de Jas mete jabón en sus nalgas para cagarla; su hermana pone su lengua en la boca de Jas, como "un filete sobrante que mamá calentó en el microondas". Hay una escena particularmente desagradable con una pistola de inseminación de metal artificial que entra en un agujero para el que no estaba destinada.

Rijneveld realmente no se detiene con todo esto, metiendo dedos pegajosos en lugares desagradables para despertar recuerdos perturbadores de exploraciones prepubescentes de sexualidad y mortalidad. La novela evoca una curiosidad general y una perplejidad con el mundo de los adultos, dado aquí dos golpes sobrealimentados por la tragedia indescriptible (en todas las direcciones) de la muerte del hermano y la presión de las creencias religiosas extremas.

Traducido por Michele Hutchison, la escritura de Rijneveld es cruda y sin emociones, aunque a menudo grotescamente viva en sus descripciones. Las falanges desolladas parecen "cabezas de camarones rotas"; pedazos de papas fritas humedecidas por la piscina "se pegan a los pies como ampollas" Jas también tiene una imaginación singular: imagina el rostro de su abuela muerta "comenzando a rezumar rompope tan fino como amarillo" de las cuencas y los poros de los ojos.

No todo funciona: Rijneveld parece tierno en busca de un final. La creencia de Jas de que su madre esconde a los judíos en el sótano parece menos plausible que la mayoría de sus ilusiones y bastante subdesarrollada. (Aparentemente, la versión holandesa también contenía una broma considerada demasiado ofensiva para la publicación británica: eliminarla parece una elección extraña, solo sirve para encender una imaginación ya alimentada por Rijneveld).

Pero es un comienzo bastante notable. Confiado en su brutalidad, pero contenido más que gratuito, presenta a los lectores un narrador discretamente memorable y un nuevo talento notable.

La incomodidad de la noche. por Marieke Lucas Rijneveld (traducido por Michele Hutchison) es publicado por Faber (£ 12.99). Para pedir una copia, visite guardianbookshop.com. Reino Unido gratis p & p más de £ 15