El otro nombre: Septología I-II de Jon Fosse: comienza un proyecto memorable | libros


"Yno lees mis libros por intrigas ", dijo el escritor noruego Jon Fosse. En las últimas dos décadas, Fosse, dramaturgo, poeta, ensayista y escritor infantil, así como novelista, ha ganado casi todos los premios en Noruega, mientras que su "prosa lenta" le ha valido un culto en la traducción al inglés. Ha sido comparado con Ibsen y Beckett, y su escritura contiene elementos que ilustran tanto la gravedad de uno como el uso repetido de la misma. (El pedazo de pozo de 1996 Alguien vendrá se basó en Esperando a Godot.)

En 2018, Fitzcarraldo publicó su colección de noticias. Escenas de la infancia. Esto resultó ser un anticipo de un proyecto más ambicioso: la serie Septology, de la cual El otro nombre es la primera entrega, se presenta como un septeto en tres volúmenes, con una sola parada completa en todo momento. Tal es su dominio del ritmo de su prosa, que Damion Searls tradujo con agilidad y ligereza, que esta omisión apenas se nota y, al final de un momento, es acogedora. El trabajo es simplemente desordenado y fluido. El estilo es formal, pero con un sentido de agitación. En cuanto a la trama, hay muchos.

Es el final del otoño, cerca del Adviento. Dos hombres mayores, pintores, viven lado a lado en la costa suroeste de Noruega, uno en Bjørgvin (Bergen apenas disfrazado), el otro en Dylgja, con vistas al mar. Los dos hombres están solos. llama a Asle. Uno es alcohólico, dos veces casado y divorciado, prácticamente separado de sus hijos, viviendo solo con su perro y luchando con un hechizo mortal persistente. La otra Asle, viuda y sin hijos, también está sola, externamente más estoica. Ya había dejado de beber hace años y recientemente se había convertido al catolicismo. El hecho de que es una historia de doppelganger es obvio: en un momento, cuando el bebedor Asle casi muere en la nieve después de un corte de energía, el otro Asle lo salva. Ambos comparten el siguiente intercambio:

Te vas el dice
No tienes que ir allí, dice.
Me tengo que ir yo digo
Pero no puedes, estamos demasiado lejos en el mar, dice
Me tengo que ir digo

El libro está marcado por combinaciones, desde su estructura de dos partes (cada una comenzando con un párrafo idéntico) hasta la pintura sobria que crea Asle, que viene en forma de dos líneas que forman la cruz diagonal de un puente y Es de color marrón y morado. . Estos colores a su vez hacen eco de las apariencias o recuerdos que Asle evocó de sí mismo y de su esposa Ales (incluso sus nombres son intercambiables) como jóvenes amantes, un momento lúdico, un momento intensamente serio; su bolso de cuero marrón, su ropa morada. El vecino de Sober Asle en el campo es Åsleik, agricultor y pescador sin compañero, con quien tiene una relación pasivo-agresiva (hay ecos de GodotVladimir y Estragon aquí), intercambiando pinturas por un congelador lleno de cordero y pescado ahumado. Las pinturas son un regalo para la hermana de Åsleik, Guro, quien puede ser o no el mismo Guro con el que las dos Asles tuvieron algún tipo de intimidad en el pasado. Luego está Alida, una hermana a la que casi se mencionó desde el principio como "morir demasiado pronto" y que luego aparece en una secuencia de recuerdos sorprendentemente representada y poco sentimental de la infancia de los hermanos. La duplicidad es a la vez un desafío y una reflexión: "Me siento y observo la nada vacía y probablemente, en cierto modo, la nada vacía que miro".

La versión de Asle que encontró a Dios (que insiste gentilmente en el "conocimiento" y no en la "creencia") proporciona algunas de las escenas más extáticas y emocionantes del libro. En un pasaje, casi aludimos a la natividad de Cristo; Una historia bien hecha y, sin embargo, que Fosse hace refrescante y original. Del mismo modo, sus descripciones de la creciente conciencia del color de Asle y sus innumerables variaciones prefiguran a Asle, el artista maduro. El tema general de la "oscuridad brillante", que se refiere a la pintura de Asle, sus pérdidas y su fe, se utiliza para iluminar el estado de fuga. La fusión de lo banal y lo existencial, combinada con sus dramáticas incursiones en el pasado, hace de Pit un trabajo implacable y tedioso: ya, la septología es de suma importancia.

El otro nombre de Septology I-II, traducido por Damion Searls, es publicado por Fitzcarraldo (£ 12.99). Para pedir una copia, vaya a guardianbookshop.com o llame al 020-3176 3837. Gastos de envío gratis en el Reino Unido desde £ 15 (solo pedidos en línea). Pedidos telefónicos mínimos de £ 1.99.