«¡Es la mejor manera de vivir!» »: Geetanjali Shree y Daisy Rockwell, ganadoras del International Booker | Libros

«Si manejas una cosa pesada a la ligera, en realidad aumentas la conmoción y le pones un tipo diferente de énfasis». Geetanjali Shree me habla de su novela Tumba de arena, que en su traducción al hindi de Daisy Rockwell ganó el Premio Internacional Booker el jueves. Ahora es temprano en la mañana del viernes y Shree y Rockwell se unen a mí desde el Groucho Club en Londres: brillante, fresco y hablador a pesar de las festividades de la noche (Rockwell todavía estaba tuiteando al respecto a las 2 am).

Shree ha estado escribiendo durante más de 30 años y tres de sus libros anteriores se han traducido al inglés. ¿Por qué éste tocó tal fibra sensible entre lectores y jueces? “Creo que habla del pluralismo del mundo, la polifonía del mundo, y captura la imaginación de la gente. También creo que hay mucha inventiva en el lenguaje, lo que parece haber atraído.

Ciertamente es cierto. Tomb of Sand es un libro que suena oscuro, sobre una mujer de 80 años, Ma, que cae en una depresión después de la muerte de su esposo, e intimidante en casi 750 páginas. Pero es juguetón y divertido, ligero pero no ligero, un carnaval de personajes. «Es una gran manera de llamar la atención», dice Shree. «¡También es la mejor manera de vivir!» Divertirse a pesar de las cosas serias.

El tema serio del libro son las fronteras y las divisiones: entre religiones, géneros y naciones, especialmente entre India y Pakistán, luego de la partición de India en 1947. Shree, nacido 10 años después, dijo que incluso si su generación no recuerda la partitura , «convivimos muy bien con eso, especialmente con la ideología que desató, [that supposes] que estas dos grandes comunidades del subcontinente no pueden vivir juntas.

Shree nació Geetanjali Pandey pero cambió su apellido por el nombre de pila de su madre. “Fue cuando era adolescente, cuando abrí mi primera cuenta bancaria, y con gran garbo firmé con mi nombre completo. Pero mi papá dijo: ‘No, solo firma con tu nombre de pila, porque el nombre de una mujer cambia después del matrimonio’. Él no era malo, pero se me quedó grabado. Y pensé, ¿por qué el nombre de mi madre no está en ninguna parte? Ella fue quien jugó un papel tan importante en nuestra educación. Así que cuando comencé a escribir, pensé, quiero el nombre de mi mamá sea mi segundo nombre.

El proceso de traducción de Tomb of Sand ha sido colaborativo, a través de correos electrónicos durante la pandemia entre Rockwell en Vermont y Shree en Nueva Delhi. Shree habla inglés (“¡como muchos indios, por el Raj!”), lo que facilitó el proceso, aunque insiste en que su inglés “puede parecer fluido, pero es un inglés muy formal y educado”. De niña, se animó a leer: “Era la época de la nueva India independiente. Había mucho idealismo y, como resultado, los niños estábamos muy expuestos a nuestro idioma y nuestra literatura, en comparación con los niños de hoy. El mundo se ha vuelto hacia las historias de éxito corporativo, y no necesitan a la India y su cultura como en mi época la necesitaba la gente.

Una de las cualidades del International Booker Prize es que recompensa, y comparte el premio de 50.000 libras esterlinas, tanto al autor como al traductor. En opinión de Rockwell, el premio tiene «mucho que ver con el reconocimiento de traductores» que vemos ahora. Esto incluye una campaña para nombrar a los traductores en las portadas de los libros, dirigida por Jennifer Croft, quien, según Rockwell, no aparece en la portada de su propia traducción preseleccionada por International Booker, Los libros de Jacob de Olga.Tokarczuk. «Creo que está bastante cabreada».

Artista y escritor, además de traductor, Rockwell proviene de una familia creativa. Sus padres son artistas y su abuelo fue Norman Rockwell, el famoso pintor que levantó un espejo de la historia social estadounidense. ¿Se animó a seguir sus impulsos creativos? “No habrían conocido otra forma de criarme. Traté de ser un académico, ¡pero no funcionó!

De hecho, Rockwell pintó las imágenes de portada de las ediciones en hindi e inglés de Tomb of Sand in India. ¿Por qué la editorial británica no usó sus portadas? «¡No lo sé! ¡Creo que deberían sacar una edición conmemorativa con mi portada en ella!

Hace unos años, cuando Rockwell acababa de aceptar traducir Tomb of Sand, contó cómo, después de haber traducido solo a hombres durante un tiempo, se centró exclusivamente en escritoras. Desde entonces, dice, «creo que lo que realmente ha sido importante para mí es darme cuenta de cómo los hombres excluyen las voces de las mujeres de la literatura y las hacen a un lado. Así que realmente disfruté pensando en las experiencias y vidas de las mujeres. No estoy realmente interesado en volver. Ella rie. “Sabes lo aburrida que puede ser la gente, dicen: ‘Eliminé el azúcar de mi dieta y ahora odio los dulces’. ¡Así que soy un poco así!».

Un extracto de Tumba de arena de Geetanjali Shree, traducido por Daisy Rockwell

Se está contando una historia. Puede ser completo, pero también incompleto, como lo son todos los cuentos. Este cuento en particular tiene una frontera y mujeres que van y vienen a su antojo. Una vez que tienes mujeres y una frontera, se puede escribir una historia. Incluso las mujeres solteras son suficientes. Las mujeres son historias en sí mismas, llenas de temblores y susurros que flotan en el viento, se doblan ante cada brizna de hierba. El sol poniente recoge fragmentos de cuentos y les da forma de linternas luminosas que cuelgan de las nubes. Estos también se unirán a nuestra historia. El camino de la historia se desarrolla sin saber dónde terminará, tejiendo a derecha e izquierda, girando y girando, permitiendo que todo y nada se unan a la narración. Emergerá del interior de un volcán, inflándose silenciosamente mientras el pasado burbujea en el presente, trayendo vapor, brasas y humo.

Deja un comentario