Ethel Carnie Holdsworth: Activistas presionan para reavivar el novelista de la clase trabajadora | Libros

Ethel Carnie Holdsworth escribió en 1914 que “la humanidades hasta ahora ha sido desequilibrada, tratando la vida solo desde una perspectiva de clase”. Ahora, la trabajadora y autora de una taller de Lancashire, un nombre olvidado que sería la primera mujer de clase trabajadora en Gran Bretaña en informar una novelística, y que en su apogeo superó a HG Wells, debería ser celebrada con una placa garzo alternativa y un regreso a la impresión.

Nacido en Oswaldtwistle en Lancashire en 1886, Holdsworth comenzó a trabajar en una taller textil a la tiempo de 11 primaveras. También escribió poesía, diciendo que el ritmo de los telares la ayudó a componer sus líneas. Apodada la ‘Poeta de Lancashire Mill’ por el informe particular, llamó la atención del periodista Robert Blatchford, quien le dio un trabajo en su revista, The Woman Worker. Holdsworth publicó su primera novelística, Miss Nobody, en 1913 y escribió nueve más. También creó el informe antifascista Clear Light y ayudó a otras mujeres de la clase trabajadora a ilustrarse a observar y escribir. Dejó de escribir novelas en 1946, agotada por el proceso según su hija.

Aunque uno de sus libros, Helen of Four Gates, fue un éxito en el Reino Unido y Estados Unidos, superando dos veces a Wells y adaptado como película muda en 1920, su nombre se ha desvanecido en gran medida en la presente. Pero ahora un comunidad de académicos y creativos se propuso recuperarlo.

Pendle Radicals, un plan de investigación y creación dirigido por Mid Pennine Arts, está trabajando con el colectivo de arte Rosie’s Plaques para instalar una placa garzo alternativa en Holdsworth en Nelson, Lancashire, a principios de septiembre. Mientras tanto, la académica Dra. Nicola Wilson está trabajando en la reimpresión de su ficción, con su larga novelística agotada The House That Jill Built que se publicará el próximo año, la última de una serie de reediciones. Pendle Radicals asimismo ha creado una nueva serie de podcasts sobre el autor y ha colocado algunos de sus poemas en el Poetry Archive.

Jules Gibb, voluntario de Pendle Radicals, con la nueva placa azul no oficial para la autora y activista de la clase trabajadora Ethel Carnie HoldsworthEl voluntario de Pendle Radicals, Jules Gibb, con la nueva placa. Fotografía: Rosie Plates

“Ella es tan importante como Robert Tressell, y todavía es ampliamente celebrado entre los lectores de izquierda. Ethel tiene un origen más modesto ”, dijo Wilson. “Escribió más, durante años, y realmente trató de llegar a una gran audiencia. Sus libros son tan poderosos y relevantes como siempre.

La casa que construyó Jill, publicada en 1924, sería la primera novela centrada en las mujeres que huyen de la violencia doméstica. Helen of Four Gates, de 1917, es un romance gótico oscuro ambientado en las colinas de Lancashire. Miss Nobody sigue la fortuna de Carrie Brown, una “canasta de cocina trasera” que se convirtió en la dueña de una tienda de ostras en Ardwick. Y su novela de 1925 This Slavery, que Wilson describe como más radical, sigue a las hermanas Hester y Rachel Martin, que se encuentran desempleadas después de un incendio en el molino.

“Escribe en géneros populares – romance, misterio de asesinatos, novelas de detectives – y se lanza al feminismo y la política socialista. Es realmente inusual, tan radical y aún muy relevante. Es bastante satírico, pienso en personas como Jonathan Coe cuando lo leo ”, dijo Wilson. “Fue olvidada en parte porque no escribió durante los últimos 30 primaveras de su vida, así que al final de su vida [in 1962] ella no era conocida. Ella asimismo escribe sobre la multitud popular y no era particularmente inteligente.

Pacifista y anti-conscripción a medida que se acercaba la Primera Guerra Mundial, Holdsworth estaba al beneficio de varios grupos socialistas y marxistas, miembro de varios partidos en diferentes momentos y, por lo tanto, se había distanciado de gran parte de la historia feminista, según Wilson. . “Y ella no tenía un marido influyente”, agregó.

Holdsworth estaba casada con el poeta Alfred Holdsworth. Tuvieron dos hijas y dirigieron el informe antifascista Clear Light desde su casa cerca de Hebden Bridge en la lapso de 1920 con fondos de sus libros, hasta que se volvió inviable. “Rompieron, tal vez violencia doméstica [was] involucrado como Ethel escribe sobre esto muy poderosamente en la poesía y sus libros ”, dijo Wilson.

Janet Swan de Pendle Radicals dijo que el autor era una figura inspiradora indispensable y merece ser recordado. “Ella tiene mucha fe en los seres humanos y eso es lo que necesitamos en este momento”, dijo Swan. “Sus libros están llenos del mensaje de que verdaderamente necesitamos reconectarnos y darnos cuenta de que sin el apego, la amistad y el apoyo de otros seres humanos, no podemos sobrevivir. Es un mensaje socialista, tenemos que hacerlo, de lo contrario la multitud verdaderamente despegará. “

Rosie’s Plaques está trabajando para contrarrestar el hecho de que de las 4.500 placas patrimoniales en el Reino Unido, menos del 12% celebran a las mujeres. Un portavoz dijo: “Ethel era sobresaliente como escritora, mujer y provocador. Es un escándalo que su nombre no sea célebre y conocido más ampliamente.