Ficción para niños mayores – Reseñas | Libros infantiles: 8-12 años

Una de las pocas cosas realmente mágicas que ha sucedido en el último año ha sido la manera en que un futbolista ha abochornado a un gobierno por nutrir a los niños. El delantero del Manchester United Marcus Rashford MBE es un apasionado natural por observar las probabilidades bastante difíciles y trabajar los diales con brújulas morales. Tiene mucho sentido que haya escrito un libro de autoayuda motivacional para niños (con Carl Anka).

Bastante conversacional para el lector reluctante, mas realmente lleno de sicología deportiva de alto nivel y no poca profundidad, Usted es un campeón: como estar lo mejor que puedes ser (Macmillan) asimismo marca el comienzo de un club de lectura para niños desfavorecidos, y WH Smith donará una copia al National Literacy Trust por cada copia vendida.

Sin embargo, la magia puede ser discutida. No en el sentido en que los fundamentalistas estadounidenses denuncian a Harry Potter, sino más bien en el sentido de que en ocasiones ofrece una salida económica a una trama. Una selección de libros de esta temporada se ocupa de ciertos poderes de otro planeta, mas esta es la substancia interna aglutinante de la fábula y la historia legendaria, no solo deus ex- machina hocus pocus.

Efua Traoré, autor de Children of the QuicksandsEfua Traoré, autor de Los niños de arenas movedizas. Fotografía: Boubacar Traoré

La configuración de Kirsty Applebaum’s Vida y tiempo por Lonny Quicke (Nosy Crow) es embriagador. El joven Lonny es un ser vivo, una persona que puede salvar criaturas moribundas (polillas, conejos, humanos), mas paga el coste con el tiempo a lo largo de su vida.

Como resultado, su familia vive en lo profundo de un bosque para resguardar a Lonny de aquellos que pueden no tener sus mejores intereses en el corazón. Una serie de crisis empuja a Lonny al planeta, donde el contraste entre lo que le han contado y las opiniones de los campesinos sobre la vida humana le hace bajar la guarda …

En Nigeria, donde la protagonista de Efua Traoré, Simi, es un habitante de la urbe mimado, adepto al wi-fi y transportado por Lagos en una burbuja de clase media. Inesperadamente, la mandan a pasar un tiempo en un pueblo fuera de la red con una abuela que jamás ha conocido.

Hijos de las arenas movedizas (Chicken House) está repleto de secretos y mitos que descubrimos al lado de Simi, cuya madre la crió lejos del alcance trasnochado de su madre, sacerdotisa de la deidad Yoruba Oshun. Atraída por un poder mayor que su voluntad propia, Simi descubre un lago de arenas movedizas prohibido, lo que avizora debajo de él y lo que significa para su familia rota.

Los amigos inopinados y la afabilidad de los extraños pueden marcar la diferencia

Ahora a Australia, donde Meixing Lim hace todo lo que resulta posible por asimilarse a una nueva cultura desconcertante mientras que los skinheads locales ponen carteles anti-chinos y su familia padece reveses tras reveses. Sin embargo, hay un gato enigmático, guardián del invernadero roto en el jardín, que solo muestra sus fabulosos tesoros a quienes más los precisan, cuando más los precisan. Un invernadero de estrellas de Shirley Marr (Usborne) está repleto de espectros, hogares en expansión y de qué forma los amigos inopinados y la afabilidad de los extraños pueden marcar la diferencia. El género de magia más mágico es no forzado y fáctico: una versión infantil del realismo mágico, por de esta manera decirlo.

Dos comprobaciones de la realidad equilibran fábulas y fantasías en el genial Tic (Walker) de MG Leonard, justamente renombrado por su serie Beetle Boy. La última es la historia de un thriller lleno de giros sobre un pequeño desquiciado por los pájaros, matones y un preso fugitivo que se oculta en los bosques próximos en pos de los millones de personas que se piensa que están allá. Todo depende de en quién debería confiar Twitch, de doce años,: el ex- matón, cuyas ramas de olivo podrían ser falsas, o bien su nuevo y enigmático amigo observador de pájaros.

En el extremo superior del rango de edad se halla Algo que dije (Bloomsbury) del actor y comediante Ben Bailey Smith, quien tiene una carrera secundaria como el rapero Doc Brown (OK: asimismo es el hermano pequeño de Zadie Smith). Cuando el amable Carmichael -Car para abreviar- se encoleriza repentinamente a lo largo de su espectáculo de talentos en la escuela, las salvajes quemaduras de su familia y maestros se vuelven virales y es suspendido. Lo siguiente, no obstante, es que un programa de comedia estadounidense desea suprimirlo para estar en la T.V., para desazón de su familia. Este libro sabio y caluroso es valiente, puesto que se compone de partes iguales de intriga y riffs cómicos, todos los que semejan esenciales para su encanto.

  • Para solicitar cualquiera de estos libros a un coste singular, haga click en los títulos o bien vaya a guardianbookshop.com. Pueden aplicarse cargos de envío

Deja un comentario