"Ha estado en mi estante durante años": los lectores comparten sus lecturas de bloqueo | Libros


Martin Chuzzlewit por Charles Dickens

Adrian Tilley, 73, profesor de inglés jubilado, Okehampton, Devon

Había estado escondido en la biblioteca durante demasiado tiempo. Amo a Dickens, pero no pude encontrar el tiempo para dirigirme a él, y de repente hubo tiempo. Tejer juntos una epopeya familiar en dos continentes y abordar los problemas de la verdad, la corrupción, la honestidad y la amistad, y hacerlo extremadamente divertido al mismo tiempo, increíble. Las aventuras de Martin en Estados Unidos son tan relevantes para la actualidad, con la variedad de empresarios trumpianos que trabajan como ladrones de confianza y vendedores de aceite de serpiente. Me dejó totalmente asombrado de lo que Dickens podría lograr. Para mi próximo libro, volveré a Graham Greene.

Sebastian Born.
Sebastian Born.

Los desnudos y los muertos de Norman Mailer

Sebastian Born, 67, agente literario retirado y ex director asociado del National Theatre de Londres

Cuenta la leyenda que esto convirtió a Norman Mailer en una estrella de la noche a la mañana. Su estrella ha caído significativamente en los últimos 25 años, ya que retrata al escritor como un hombre blanco depredador con un ego y otros apéndices del tamaño de Moby-Dick. Así que quería ver si la novela se sostiene y qué la hizo tan innovadora y poderosa cuando se publicó.

La técnica del monólogo interior de Mailer pinta un paisaje humano tan diverso y amenazante como la jungla que rodea a los personajes. Revela la variedad de actitudes y lealtades a la autoridad, la nacionalidad, la religión y el sexo con una verdad y honestidad que debe haber sido un shock para los lectores que asumieron que sus fuerzas de combate eran uniformes. recta, patriótica y limpia.

Al final, se siente un poco como una historia de perros peludos, y pasa páginas y páginas frotando la nariz del lector en el propio género de Mailer y otros prejuicios. Pero es un logro monumental para un hombre veinteañero y todavía representa una contribución a la sucia realidad humana del combate de primera línea en las condiciones más hostiles. Mi próximo libro será Dombey and Son.

La pequeña Dorrit de Charles Dickens

Angela Davies, 49, asistente de enseñanza, Stafford

Estos son los Dickens con los que más he luchado. He leído algunos y siempre los amé, pero el encanto de este se me había escapado. Sin embargo, esta vez leerlo en medio de las pruebas y tribulaciones modernas me hizo simpatizar mucho más con el Sr. Dorrit y él es otro Dickens del que me enamoré. Los pasajes iniciales, donde los personajes principales se encuentran en cuarentena en Italia, ¡también tuvieron un nuevo tipo de resonancia conmigo! Me pareció bastante irónico leer sobre los personajes que viven al final de los cuarenta mientras viven en un equivalente moderno. Creo que mi próximo libro será algo más moderno, tal vez de Sally Rooney.

Ulises de James Joyce

Matt Hemingway, 28, director de proyectos de TI, York

Permaneció en mi estante durante unos cinco años después de que mi primer intento de lectura se interrumpiera la cuarta parte del tiempo. Me despidieron, así que pensé que era ahora o nunca para salir de eso. Este es, con mucho, el libro más difícil que he leído y el único en el que necesitaba navegar por Internet después de cada capítulo para comprender la esencia del mismo. Sin embargo, este esfuerzo definitivamente ha valido la pena. Me impresionó mucho la variedad de estilos de escritura que incluía cada capítulo, parodiando a otros escritores del pasado, o capítulos sobre comida y muchos más. – sin dejar de estar relacionado en gran medida con el Odiseo original y ser bastante divertido en algunos lugares también. Este es definitivamente un libro que estoy feliz de haber leído, ¡pero que no volveré a intentar durante unos años! Mi montón para leer sigue siendo enorme, pero probablemente hablaré a continuación de la autobiografía de John Cooper Clarke.

El preludio de William Wordsworth

John Main, médico renal jubilado, North Yorkshire

John Main.
John Main.

Me inspiré en unas vacaciones en casa cerca de Ullswater y, francamente, fue un trabajo bastante duro. Wordsworth construye enormes oraciones de múltiples cláusulas y su lenguaje, aunque está diseñado para ser mucho más inteligible que la poesía convencional de la época, es a veces difícil de seguir para mi cerebro de finales del siglo XX. Describe vívidamente cómo toda su visión del mundo se ve cuestionada por el colapso de la Revolución Francesa; A pesar de este horror, su desesperación se agrava cuando Gran Bretaña declara la guerra a Francia; tal vez haya cosas peores que el Brexit. Pareció un poco intenso y sin humor. Mi próximo libro será Glitter of Mica de Jessie Kesson.

Don Quijote de Miguel de Cervantes

Mark Thursday, 63, funcionario jubilado, Kingsdown, Kent

Había leído mucha ficción contemporánea (soy voluntario en una librería Oxfam local) y estaba buscando volver a visitar un viejo clásico ruso o francés cuando la tienda cerró temporalmente debido al Covid-19. Sin embargo, acababa de terminar Monsignor Quijote de Graham Greene, que me pareció una delicia, así que decidí abordar el verdadero, ya que obviamente me había perdido algunas de las inferencias.

La única palabra que se me ocurre para resumir el impacto de la novela en mí es "extraordinario". Pensé que la versión de Greene de la historia era refrescante y extremadamente divertida, pero no tenía idea de un libro tan antiguo y ligado a un tiempo y una cultura perdidos. podría ser tan divertido y atmosférico, además de ser relevante para el período de tiempo en particular en el que vivimos. Inicialmente, no pensé que hubiera sido una parábola así para la situación actual y peligrosa del mundo. Ahora estoy leyendo Piranesi de Susanna Clarke.

La montaña mágica de Thomas Mann

Helen Currie, consultora educativa jubilada, lectura

Me encantó esto en los días del cierre temprano cuando lo leí. Ahora que lo pienso, resuena mucho con la situación actual. El ejecutivo del sanatorio nos brinda capacitación médica, diciéndoles a todos los residentes qué tan gravemente enfermos están o qué riesgo corren, pero las respuestas de los pacientes varían enormemente siempre que sigan los consejos que se les dan. . Es difícil juzgar la confiabilidad de las opiniones médicas, ya que parece haber un interés personal en la enfermedad a largo plazo de todos los residentes.

Me gustaría volver a leerlo en unos años, después de haber vivido esta pandemia y bajo, esperamos, diferentes circunstancias. Entonces quiero probar Life and Fate de Vasily Grossman, pero estoy tentado a escuchar primero la adaptación de radio de Mike Walker.

Luz en agosto de William Faulkner

Susan Montiel, 67, jubilada, Tlaxcala, México

Quería volver a verlo y era uno de los pocos libros en inglés que había traído. Recordé que me había lanzado un hechizo la primera vez que lo leí: su uso del lenguaje, la diversidad de los personajes, la evocación del sur profundo aún sufriendo, impenitente de los Estados Unidos apenas 70 años después de la Guerra Civil. El pasado estaba lejos de "terminar" cuando lo escribió.

Debido al bloqueo, leí el libro lentamente. Aproximadamente 20 años desde la primera lectura, he aprendido mucho más sobre el racismo y la misoginia, y la miríada de problemas que dividen a los Estados Unidos en la actualidad. Como ex maestro, me gustaría que pudiera ser enseñado en las escuelas con todo su lenguaje duro, no políticamente correcto, rudeza y optimismo subyacente subestimado. Hay mucho que aprender de Faulkner, pero sus lecciones son duras y fácilmente malinterpretadas, y, lamentablemente, Estados Unidos aún no está preparado para él. Mi próximo libro será algo más ligero y más entretenido para ayudarme a superar esta aterradora elección.

Fiona Calder.
Fiona Calder.

Middlemarch por George Eliot

Fiona Calder, 73 años, jubilada, Berwick upon Tweed

Finalmente leí la copia que fue un regalo de cumpleaños hace unos años. Intenté leerlo en varias ocasiones y nunca avancé más allá de los primeros capítulos. La escritura parecía tan densa y la letra tan pequeña que dificultaba la lectura a la hora de acostarse. Así que sentí que el bloqueo era el momento perfecto para lidiar con eso de una vez por todas.

Una vez que me acostumbré al estilo, me sumergí en el mundo de Middlemarch y me encantó. Los personajes memorables están muy bien hechos y lo encontré eminentemente legible. Está bellamente escrito y lleno de agudas observaciones de la condición humana. A veces también es divertido. Una maravilla de hecho. No es de extrañar que sea un clásico. Si bien no es (todavía) un clásico, estoy decidido a The Luminaries de Eleanor Catton. Esta vez, estoy decidido a llevarlo a cabo.

Anna Karenina de Leo Tolstoy

Jim W, profesor, Maine, EE. UU.

Me encantan las historias de relaciones condenadas, amor contra viento y marea, y Anna acaba de saltar de la biblioteca en abril, donde había estado durante algún tiempo. El peso del libro parecía poco importante, ya que había pasado un mes en casa. Entonces comencé a leer, dándome permiso para detenerme después de 50 páginas si eso era demasiado problema. Había llegado allí la segunda tarde de lectura.

Fue amor instantáneo. Me enamoro de los personajes con mucha facilidad, y en unas pocas reuniones me di cuenta de que Anna era mi tipo: apasionada y frustrada, inteligente, aburrida y defectuosa. Mientras abordaba el rompecabezas de las convenciones de nomenclatura rusas, todos los personajes me deleitaron, enojaron o animaron. Explorar el deseo humano, las demandas sociales y los peligros de la privacidad tenía mucho sentido, y cada tarde quería más de este libro, hasta que mi siesta me alcanzó. Lo disfruté hasta (revelar) La muerte de Anna la encontró innecesaria. Mi próximo libro será Guerra y paz, por supuesto.

Stand de Stephen King

Jaquie Feldman, tutor de arte, Northwood

Con 1.300 páginas, todavía era el libro que estaba guardando para ese 'día lluvioso'. Tengo escoliosis y normalmente llevar esta altura y peso no habría sido prudente, así que sí, ¡un libro perfecto!

Al principio me desanimó el tema principal de una pandemia global, pero la vívida caligrafía de King atrae gradualmente al lector, y todas estas páginas más tarde, habiendo invertido en las historias de tantos personajes inusuales, había terminado el libro! A pesar de los paralelismos obvios, me dejé llevar. Me encantan los libros oscuros, así que podría volver a leer La montaña mágica de Thomas Mann.

Arco iris de gravedad de Thomas Pynchon

David, 25 años, estudiante, Glendale, California, Estados Unidos

Este es uno de los tres grandes y difíciles libros que quiero completar antes de morir (Infinite Jest y Ulysses son los otros). Además, un grupo de lectura en línea lo estaba navegando en Reddit. Hay personas que han leído el libro antes, así que pensé que podría leer más con ellos de lo que lo haría por mi cuenta.

Honestamente, el libro es asombroso. A veces se vuelve realmente frustrante porque hay secciones en las que simplemente no obtuve nada, pero cuando el libro funcionó bien para mí, fue increíble. Escribe como absolutamente nadie e incluso logra tener algunas escenas realmente divertidas. Quiero algo ligero y divertido, así que leeré El último unicornio de Peter S Beagle.

Guerra y paz de León Tolstoi

Stephen Hird, 49 años, profesor, Yorkshire

Lo elegí en parte porque tengo un gran amor por los clásicos rusos, pero también por mi edad. Cumpliré 50 el año que viene, y Guerra y paz parecía uno de esos libros emblemáticos que debería haber leído a estas alturas. Leo mucho y, por lo general, no me intimidan el tamaño o los números de página.

Me gustó. El tamaño, la cantidad de sus personajes, la densidad de algunas de las escenas de guerra: nada de esto resultó ser difícil, ya que está lleno de momentos en los que Tolstoi captura la esencia de la emoción. personaje, que ilustra un pensamiento o una mirada, una reacción física o una lucha interior. Me encontré esperando la paz mientras leía sobre la guerra porque me estaba conectando mucho más con estas secciones. Debo decir que prefiero a Anna Karenina en muchos aspectos, que probablemente volveré a leer en algún momento. Veo Gravity's Rainbow de Thomas Pynchon como el próximo gran desafío, que es mucho más intimidante en muchos sentidos, pero no lo suficiente como para desanimarme.

Los detectives salvajes de Roberto Bolaño

Alex, trabaja para la autoridad local, Manchester

Soy un gran admirador de los escritores latinoamericanos y sudamericanos – Borges, Márquez, Cortázar – y este libro encaja perfectamente en esa tradición literaria. The Savage Detectives es la más corta de las famosas obras de Bolaño, apenas 500 páginas que palidecen en comparación con el icónico tomo 2666 de 1000 páginas (que tampoco he leído nunca), así que tampoco lo he leído nunca. ; pensado para comenzar con el llamado "más fácil".

Me gustó. Superó lo que esperaba. El concepto central fue completamente fascinante: la historia de dos personajes en fuga se cuenta a través de los testimonios de personas con las que interactúan, que abarcan todo el mundo y abarcan décadas. Parecía haber todo lo que parecía faltar en el encierro, a saber, la libertad geográfica, el sentido del paso del tiempo y muchas perspectivas diferentes de diferentes personas. Hice un breve intermedio, pero luego debe ser 2666, ¿verdad?

Mary Andrews.
Mary Andrews.

Los hermanos Karamazov de Fyodor Dostoevsky

Mary Andrews, 60, cuidadora, Basingstoke

Una amiga cercana me dijo que su hijo la desafió a leer Los hermanos Karamazov durante el encierro. Supuse que tenía estos dos libros en mi biblioteca durante 20 años, así que me uniré también, y luego podemos animarnos mutuamente a seguir leyendo y discutiendo las partes interesantes o confusas a medida que avanzamos. y medir. Cuando me di cuenta de que iba a pasar muchas semanas protegiendo a mi padre de 91 años que vive conmigo, me sentí decidida a intentar utilizar ese tiempo de manera útil.

He estado especialmente feliz de leer estos libros para abordar los problemas del ateísmo y la existencia de Dios. Tenía muchas ganas de hundirme en algo profundo, especialmente en este punto, ya que cada uno enfrentaba su propia mortalidad. Fue una lectura muy estimulante sobre cuestiones de fe, duda, libre albedrío y falta de juicio. Realmente disfruté la sensación de que mi cerebro estaba bien estimulado. Fue un libro perfecto para meditar sobre el propósito de la vida cuando todo lo que nos rodea, todo lo que damos por sentado, fue sacudido por Covid-19. Mi próximo libro será Historia de dos ciudades de Charles Dickens.

Serie de cultura de Iain M Banks

Charlotte Pache, directora senior de servicios legales internacionales, Melbourne, Australia

Había leído a Iain Banks cuando era adolescente, pero nunca toqué su ciencia ficción a pesar de los años de insistencia de amigos inteligentes. En los últimos años, comencé a interesarme en más ciencia ficción y despertó mi interés. Después de que comenzara el bloqueo en marzo, decidí que necesitaba algo sustancial para poner mis dientes en él. ¿Dónde mejor empezar que la serie de diez libros del escritor escocés?

Fue una revelación total. Un verdadero tour de force; una hazaña de imaginación sostenida, minuciosa, intensa, constante y sobre todo muy divertida. Me sentí muy triste cuando terminé el último que nunca volverá a haber. Aún no he decidido cuál será mi próximo libro, ¡pero estoy buscando recomendaciones!

Salón de los lobos por Hilary Mantel

Miranda Nunhead, 21, estudiante, Londres

Siempre lo pospongo porque no tenía tiempo (después de todo, es un libro grande) y de repente tuve tiempo. Además, acababa de salir el último libro de la trilogía y quería saber de qué se trataba. ¡Ahora sé!

Además de ser totalmente impresionante, es muy actual. El libro casi comienza con una plaga a la que los lugareños responden poniéndose en cuarentena durante los 40 días y "viajando al extranjero lo menos posible". También presenta a un líder vagamente trastornado cuyos caprichos son controlados por un hábil abogado. Gracias a Dios, esto no tiene nada que ver con la vida de hoy … Ahora estoy de vuelta en la universidad y leo grandes cantidades por trabajo y no por diversión, voy a leer algo. algo un poco más ligero. Quizás Crepúsculo o Guerra y paz.

The Tale of Genji de Murasaki Shikibu (traducido por Edward G Seidensticker)

David Peter, jubilado, Llandrindod Wells, Gales

Me había intimidado por mi biblioteca durante unos 20 años, y su tamaño había sido una barrera infranqueable. Pero finalmente, bloqueado, realmente no tenía excusa.

Me encantó: un vistazo fascinante a la vida de la corte japonesa en la Edad Media, y magníficamente ilustrado en mi edición con ilustraciones en xilografía de Yamamoto Shunsho. Sorprendentemente, parecía una obra muy moderna y podría haberse mostrado en cualquier corte europea durante los últimos mil años. Los personajes de Genji, Kaoru en particular, y los de las muchas princesas están magníficamente dibujados y con simpatía. Mi próximo libro será Los Miserables de Victor Hugo.

Moby-Dick de Herman Melville

Emil, 32, investigador, Oslo, Noruega

Mi copia de Moby-Dick, una edición de bolsillo barata impresa en lo que parece papel de seda, me había seguido durante años. No recuerdo cuándo lo conseguí, pero recuerdo haber probado mi primera suerte de adolescente con pretensiones culturales pero un poco de paciencia.

Ciento setenta años después, la letra de Melville permanece viva, desprendiendo olores acre de salmuera y grasa (siento que puedo usar términos como estos ahora, gracias a la abrumadora atención del libro sobre las minucias del negocio ballenero). Tenía la sensación de que se había divertido al escribirlo. Como lector, alternativamente me sentí exaltado y agotado.

Me alegro de haberlo leído y lo hice en todo momento. Aún así, me pregunto, como hago a menudo después de leer un clásico: cuánto lo aprecié realmente, porque me gustó y cuánto me gustó. ¿Lo aprecié porque sabía que se suponía que debía hacerlo? Mi próximo libro será Berlin Alexanderplatz de Alfred Döblin.