La República de las Falsas Verdades por Alaa al-Aswany Review – El costo personal de un golpe fallido Alaa al-Aswany

Al eclosión de la nueva novelística de Alaa al-Aswany, La República de las Verdades Falsas, tiene motivo una conversación entre un hombre anciano y un hombre más novato que resulta ser tristemente profético sobre lo que vendrá a continuación. Essam Shaalan, una vez líder de la protesta estudiantil en la división de 1970, es ahora el jefe de una manufactura en El Cairo con caudal extranjero; Mazen Saqqa, un novato ingeniero, es hijo del ex compañero de Shaalan y representante sindical de los huelguistas.

«¿Quieres entender la verdad?» Shaalan le dijo a Saqqa. “Los egipcios no se rebelan, o si lo hacen, su revolución está condenada al fracaso porque son cobardes y sumisos por naturaleza … Los egipcios aman a un héroe dictatorial y se sienten seguros cuando se someten al despotismo. En Egipto, a lo único que puede conducir su lucha es a su propia destrucción.

El cinismo de Shaalan tiene como objetivo exceptuar a Saqqa del destino de su padre, primaveras de prisión por acusaciones falsas, pero esta votación entre la lucha y la autoconservación es una votación que la mayoría de los personajes de la novelística enfrentan. La República de las Falsas Verdades es un relato ficticio de la efímera revolución egipcia de 2011, cuando las protestas masivas obligaron al presidente Hosni Mubarak a dimitir en protección del preferido democráticamente Mohamed Morsi, derrocado él mismo en un golpe de Estado. al-Sisi. Los libros de Al Aswany están prohibidos en Egipto bajo el mandato de al-Sisi, y el autor ahora vive en la ciudad de Nueva York, pero participó en las protestas y el extrañamiento solo avivó la espada de su sátira. Saqqa y Asmaa, la novato maestra con la que mantiene una correspondencia íntima por correo electrónico, son parte de Enough! movimiento, una verdadera ordenamiento militante de la que al-Aswany fue uno de los fundadores.

Al igual que su première internacionalmente aclamado The Yacoubian Building, The Republic of False Truths es una novelística polifónica, en una vívida traducción aquí por SR Fellowes, cuyas diversas narrativas ofrecen un vistazo a la confusión que se está acumulando en la sociedad de El Cairo a medida que las vidas de los personajes convergen. en la plaza Tahrir. Entre ellos se encuentra el genérico Alwany, presidente del Aparato, encargado de descubrir a los enemigos del Estado, un hombre piadoso que cumple impecablemente sus devociones religiosas todas las mañanas ayer de torturar violentamente a los presos políticos. Al-Aswany siempre ha estado alerta a la exagerada autoestima de los poderosos y sabe que el ataque más efectivo es la desprecio; en este sentido, a menudo se le compara con Mario Vargas Llosa. Si el genérico a veces parece casi una caricatura, quiere ser la caricatura de un pequeño.

Por otra parte, el autor dibuja sus personajes con líneas más delicadas: relatos de primera mano de mujeres detenidas durante la manifestación y obligadas a someterse a humillantes «pruebas de virginidad» y abusos sexuales por parte de soldados cortan brutalmente los principios. más dolorosos porque requieren pocos adornos ficticios. «Te romperán el alma sólo para que no pienses en opinar ‘Quiero que este país tenga sus derechos'», dijo un novato manifestante.

La República de las Verdades Falsas es una novelística gloriosa y humana que cuenta la historia del fracaso de una revolución y su costo personal sin extinguir nunca por completo la esperanza de un futuro mejor.

La República de Verdades Falsas de Alaa al-Aswany, traducida por SR Fellowes, es publicada por Faber (£ 16,99). Para solicitar una copia, vaya a guardianbookshop.com. Pueden aplicarse cargos de remisión