La vergüenza de la noche por Marieke Lucas Rijneveld Crítica – El dolor de una familia | Libros


OEn un frío día de invierno en las zonas rurales de los Países Bajos, un niño patina sobre hielo en el estanque local. Su hermana Jas, que había pedido venir, está irritada por ser excluida. Temiendo que su padre sirviera a su conejo mascota como comida de Navidad, rezó a Dios para que se llevara a Matthies. Cuando su hermano cae por el hielo, su deseo impulsivo se hace realidad. El dolor y el trauma comienzan a desgarrar el tejido de la familia de granjeros religiosos de Jas.

A partir de este día, tres fuerzas dan forma al mundo de Jas: muerte, sexo y religión. El luto reina en la casa donde el nombre de Matthies ya ni siquiera debería mencionarse. Como los padres no pueden cuidar a sus tres hijos restantes, el miedo y la curiosidad de los hermanos por la muerte los lleva a espirales de pensamiento mágico que implican rituales y sacrificios de violencia creciente. . Criada en una estricta casa reformada, Jas percibe el mundo a través de las Escrituras, que frecuentemente cita. Su padre pregunta a sus hijos sobre la Biblia y golpea al hermano de Jas por tomar el nombre del Señor en vano. El día favorito de su madre es el domingo, un día regido por "lo esencial": "amor a la palabra de Dios y la sopa de verduras de mamá". Las reglas que Jas y sus hermanos y hermanas inventan para sí mismos se unen a las muchas reglas que sus padres y la iglesia ya les imponen.

Esta es la era de jugar Snake en teléfonos Nokia y Sims en la computadora familiar, una última generación de adolescentes sin acceso frecuente a Internet. Atrapado en la tierra de nadie entre la infancia y la edad adulta, Jas y su hermana menor, Hanna, experimentan la masturbación sin reconocer lo que es, mientras que los juegos sexuales que Juegan con su hermano mayor, Obbe, cada vez más inquietante, tan cruel como los sacrificios de animales que le pide a Jas que haga. La ignorancia de los niños de sus propios deseos cambiantes no es sorprendente en un entorno familiar formado por las fuerzas gemelas de pertenecer a una iglesia ortodoxa y de cría: los cuerpos están allí ser útil, aparearse y (re) producir. El estreñimiento continuo de Jas se combate pegando jabón en las nalgas, el mismo tratamiento que se le da a las pantorrillas. El veterinario, un visitante frecuente, le dice a Jas que está casi "llena"; su padre le pregunta cómo se desarrollan sus senos, escondidos debajo de la chaqueta roja que no se ha quitado desde la muerte de su hermano. Esta capa protectora es ahora parte de su identidad: "jas" significa "chaqueta" en holandés.

Una penumbra realista ... Marieke Lucas Rijneveld.



Una penumbra realista … Marieke Lucas Rijneveld. Fotografía: Judith Jockel / The Guardian

Marieke Lucas Rijneveld cuenta la historia desde el punto de vista de Jas, en primera persona y presente. Esto presenta un enigma para el lector: el conocimiento del autor contrasta con el narrador, que tiene 12 años al final del libro. El texto está salpicado de preguntas retóricas (“¿Son mamá y papá los parásitos que nos siguen comiendo?”) Y comparaciones. "Estamos tan vacíos como la lata de galletas Queen Beatrix en la mesa del desayuno que ya ganamos en la lotería del código postal: nadie puede llenarnos", dijo Jas en un momento de contemplación característica. Todo se filtra a través de sus ojos, un niño que cree que su madre esconde a los judíos en el sótano y que matar a un animal salvará a su familia. Sin embargo, también es un narrador curiosamente atento a los demás. Acerca de su padre, ella se da cuenta de que él "acumula sus preocupaciones como si fueran palos de ignición: se encienden en nuestras mentes febriles". Aquí se dice mucho, no se muestran, las conclusiones expuestas para el lector en metáforas y comparaciones.

Rijneveld, cuyos pronombres son ellos / ellos, también es un poeta alquilado cuya primera colección Kalfsvlies (Caul de ternero) cubre temas similares. Rijneveld comparte algunos puntos de referencia biográficos con sus personajes, ya que también creció en una familia de granjeros reformados y perdió a un hermano mayor cuando era un niño. Ahora seleccionado para el Premio Internacional Booker, La incomodidad de la noche. fue un éxito de ventas y ganador en los Países Bajos, aclamado como un logro brillante por un nuevo gran talento. En la traducción al inglés, la elección de dividir oraciones holandesas más largas en fragmentos más cortos, a menudo mediante la inserción de punto y coma y dos puntos, cambia sutilmente el tono de la novela, atenuando la urgencia del monólogo ligeramente sin aliento Jas soñador. La traductora Michele Hutchison cambia hábilmente entre los registros y le da a Jas una voz fuerte y única.

Finalmente, la novela encontrará admiradores y detractores por su lenguaje poético y educado, su tristeza realista y su descenso a la oscuridad surrealista. El libro no cumple la promesa de su convincente primera parte, donde Rijneveld y Hutchison nos sumergen en el mundo de Jas con observaciones detalladas: una pasa seca que se encuentra debajo de un gabinete, una piel formada por leche caliente. A medida que las tragedias se acumulan y la narración se intensifica, los personajes y temas fascinantes a veces pierden su inmediatez en medio de una prosa densa.

El malestar vespertino de Marieke Lucas Rijneveld, traducido por Michele Hutchison, es publicado por Faber (PVP £ 12.99). Para pedir una copia, vaya a guardianbookshop.com. Reino Unido p & p gratis en todos los pedidos en línea de más de £ 15.