Laura Jean McKay gana el premio Arthur C Clarke | Premio Arthur C Clarke

Veinte abriles antaño de que Margaret Atwood ganara el primer premio Arthur C Clarke por su novelística insignia El relación de la criada, publicó un poema titulado Animales en este país. Ahora Laura Jean McKay, quien tomó prestado el título del poema de Atwood para su primera novelística, ganó el prestigioso premio, y los jueces elogiaron su historia de una pandemia que permite a los humanos entender el idioma de los animales para «reposicionar[ing] una vez más las fronteras de la ciencia ficción ”.

El Premio Arthur C Clarke se creó originalmente con una subvención de Clarke y reconoce la mejor novelística de ciencia ficción del año. Los ganadores anteriores incluyen algunos de los nombres más importantes del artículos, desde China Miéville hasta Christopher Priest, pero este año seis de los mejores escritores han sido preseleccionados. El novelista australiano McKay ganó el premio por Los animales en ese país, una descripción de un mundo donde una afluencia de «zooflu» permite «una mejor comunicación entre humanos y animales no humanos», lo que vuelve loca a muchas personas. Cuando el hijo de Jean, un piloto de parques naturales, pierde la cordura y se va con su hija Kimberly para acechar qué significa efectivamente el canto de ballenas, ella lo sigue, cercano con Sue, el dingo.

'Reposicionar[ing] las fronteras de la ciencia ficción una vez más '... Laura Jean McKay.‘Reposicionar[ing] las fronteras de la ciencia ficción una vez más ‘… Laura Jean McKay. Fotografía: Premio Arthur C Clarke

“En muchos sentidos, el libro de Laura podría considerarse una novela de primer contacto, solo las múltiples especies exóticas encontradas por la humanidad siempre han compartido la Tierra con nosotros”, dijo el director del premio Tom Hunter. “De esta manera, la novela habla por las víctimas silenciosas de nuestras crisis climáticas del mundo real, pero si bien los temas ambientales y sociales son profundamente serios, nuestros jueces también elogiaron el humor negro, el sentido del carácter y el sentido de propósito del libro. su oposición activa a los tropos de género fáciles.

McKay dijo que era un «gran honor» ganar el Premio Clarke junto a la ex ganadora Atwood, después de tomar prestado el título de su poema.

“Este es un premio para lectores y escritores que comparten el amor por la literatura y que se atreven a imaginar mundos laterales, atrasados ​​y futuros para tratar de darle sentido al mundo en el que vivimos ahora. La ficción especulativa, el tipo de ciencia ficción que amo, refleja particularmente nuestra época, ya que a menudo se desarrolla de manera realista, con eventos extraordinarios (¡pandemias! ¡Extinción! ¡Animales que hablan!) ”, Dijo.

“Que los jueces de Arthur C Clarke reconozcan una novela que describe cómo los humanos nos relacionamos con otros animales y entornos es un resultado tan emocionante, para mí (por supuesto) pero también para las muchas personas que se preocupan por ella. Estado del planeta . Y ganar en una lista tan extraordinaria este año es alucinante. «

McKay, quien una vez ganó el premio literario más rico de Australia, el Premio Victoriano de Literatura de $ 100,000, por su novela, dijo cuando comenzó a escribir que estaba buscando recrear el «momento de» maravilla «que puede ocurrir en el desierto.

“Cuando salgo a caminar por el monte en Nueva Zelanda o Australia, siempre estoy atento a ese momento de encuentro salvaje, donde ves un pájaro kererū o un equidna y te quedas sin palabras de asombro”, dijo ella. “Pero ese momento cambia mucho si los animales comienzan a comunicarse. Además de la curiosidad, nuestro contacto con otros animales suele ser tenso, violento y profundamente desigual. En Los animales en ese país, quería que los personajes humanos dieran un paso atrás y dejaran que los animales hablaran. ¿Qué tendrían que decir? Je parie que ce n’est pas ce que nous voulons entendre… J’ai pensé que si je pouvais écrire un livre qui faisait ça, moi (et d’autres lecteurs) pourrais m’arrêter et écouter les animaux de nos vies también.

McKay fue elegido como ganador por un jurado dirigido por el Dr. Andrew Butler de una lista corta que también incluyó The Infinite de Patience Agbabi y Vagabonds de Hao Jingfang, traducido por Ken Liu.

“Durante 35 años, el Premio Clarke ha promovido no solo lo mejor de la ciencia ficción, sino también nuevas formas de definirla y explorarla”, dijo Hunter. «La triunfo de Laura reposiciona una vez más los límites de la ciencia ficción, y estamos encantados de darle la bienvenida al artículos».

McKay gana un premio de £ 2,021, como parte de una tradición que ve la cantidad anual de premios aumentando gradualmente año tras año a partir del año 2001 en memoria de Clarke, del cual 2001: A Space Odyssey se publicó en 1968.