Más allá de Stephen King y Shirley Jackson: las mejores historias de terror de los últimos años | Libros de terror


yoEs esa época del año nuevamente. Las ramas de los árboles comienzan a aparecer, el suelo está empapado de hojas rojas y anaranjadas caídas, los estantes de los supermercados se llenan de calabazas. Muchos de nosotros trabajamos desde casa, o luchamos por encontrar trabajo, y no podemos ver a familiares o amigos, las pequeñas alegrías se vuelven grandes. Esta es la época del año para sentarse en las noches oscuras junto al fuego y leer un libro, preferiblemente inquietante o aterrador. Afortunadamente, tenemos muchas opciones en este sentido, y muchos autores han recurrido recientemente a lo extraño y lo extraño.

Las noticias siempre han sido un gran lugar para encontrar horror y deleitarse con lo extraño. Los últimos 10 años han producido una gran cantidad de colecciones que vale la pena visitar. El increíble enlace de Kelly Tener problemas tiene historias inquietantes sobre naves espaciales fantasmales y almacenes llenos de gente dormida. viernes negro por Nana Kwame Adjei-Brenyah explora los traumas del racismo y el consumismo, personajes zombis que frecuentan los centros comerciales el Black Friday, mientras que Mariana Enriquez Cosas que perdimos en el incendio (traducido por Megan McDowell) examina la disrupción política utilizando lo sobrenatural.

Los escritores de terror toman nuestros espacios seguros y los hacen espeluznantes. Aunque Visitación de Jenny Erpenbeck (traducida por Susan Bernofsky) no es una historia de terror tradicional, podría ser una de las mejores novelas de casas encantadas que existen. Mostrando la suerte cambiante de una pequeña casa junto a un lago y las muchas personas que viven y mueren allí, el libro está lleno de espacios ocultos y el eco del eco. un trauma medio enterrado. Por Shirley Jackson Siempre hemos vivido en el castillo a El brillante por Stephen King, la casa encantada es un lugar al que parece que queremos ir y, sin embargo, tememos.

Para muchos lectores, Jackson es el mejor de todos los escritores de terror, un maestro del estrés y la cordura. En la biografia Shirley Jackson: una vida bastante embrujada, Ruth Franklin desvela algunos de los mitos que rodearon al escritor y también nos muestra una imagen de una vida que de alguna manera contiene muchas cosas sobre las que escribió Jackson. Aferrado por el miedo al mundo exterior y un impulso obsesivo y aterrador de escribir, Jackson a veces se presenta como uno de sus propios personajes: paranoico, compulsivo, asustado.

Cualquier número de libros de Helen Oyeyemi sería perfecto para esta época espeluznante del año, pero mi favorito, El blanco es para brujería, es particularmente adecuado. Ambientada en una casa alta en los acantilados de Dover, la novela comienza con la desaparición de uno de sus personajes. La casa es un lugar inestable, con el ascensor parando entre pisos, las paredes pobladas por generaciones de mujeres que antes vivieron allí. Probablemente sea mejor leer con las luces encendidas.

Escrito en forma de diario, Deberías haberte ido de Daniel Kehlmann (traducido por Ross Benjamin) es quizás el trabajo más aterrador de esta lista. Una pareja y su pequeña hija se mudan a una casa rural en Alemania. El narrador está tratando de escribir un libro y no lo está haciendo muy bien. La casa es extraña, el clima no parece comportarse como debería. Es la forma en que el texto en sí comienza a descomponerse, sin embargo, es el aspecto más aterrador de esta noticia.

Hermanas de Daisy Johnson es publicado por Jonathan Cape (£ 14,99). Para solicitar una copia, vaya a guardianbookshop.com. se pueden aplicar cargos de envío.