Mejor ficción de 2021 | Los mejores libros del año

La novela más esperada, discutida y con accesorios del año fue la novela de Sally Rooney. Gente guapa, ¿dónde estás? (Faber), lanzado sobre una marea de bolsos de mano y bobs. Es un libro sobre el alojamiento en la edad adulta, que juega con la interioridad y la distancia narrativa mientras los personajes de Rooney consideran el propósito de la amistad, el sexo y la política, así como las dificultades de la fama y la escritura de novelas, en un mundo en llamas.

Klara y el sol

El de Rooney no fue el único capítulo nuevo muy esperado. La obra maestra de la Premio Nobel polaca Olga Tokarczuk Libros de Jacob (Fitzcarraldo) finalmente ha llegado a los lectores de habla inglesa, en una formidable hazaña de traducción de Jennifer Croft: un panorama histórico deslumbrante de iluminación espiritual y científica. En 2021, también vimos el regreso de Jonathan Franzen, quien comienza una hermosa y atractiva trilogía familiar de los años 70 con cruce (Cuarto estado); Kazuo Ishiguro, con Klara y el sol (Faber) explora los límites de la emoción en la historia de una niña enferma y su «amiga artificial»; y el famoso autor estadounidense Gayl Jones, cuya epopeya brasileña del siglo XVII liberó esclavos, lista de premios (Virago), llevó décadas.

White Head, Harlem Shuffle

De Pat Barker Las mujeres de Troya (Hamish Hamilton) continuó su racha recuperando las voces femeninas de los conflictos antiguos, mientras que Elizabeth Strout revisó a su heroína Lucy Barton en la película suavemente cómica y con un tono emocional. ¡Ah, Guillaume! (Vikingo). el de Ruth Ozeki El libro de la forma y el vacío (Canongate), su primera novela desde A Tale for the Time Being, seleccionada por Booker en 2013, es una versión irónica y metaficcional del dolor, el apego y el crecimiento. Habiendo viajado por la mente de Henry James en El maestro en 2004, Colm Tóibín creó un panorama completo de la vida y la época de Thomas Mann en El mago (Vikingo). Ha habido un cambio de tono para Colson Whitehead, con una novela de atraco burbujeante ambientada en medio del movimiento por los derechos civiles, barajeo de Harlem (Fleet), mientras que la autora francesa Maylis de Kerangal consideraba el arte y el trampantojo con un estilo característico en Tiempo de pintura (MacLehose, traducido por Jessica Moore).

Caminante de melaza (4th Estate), una fábula de final de carrera cerrada con chispas de National Treasure Alan Garner, es una maravillosa destilación de su trabajo visionario. En el otro extremo del espectro literario, Anthony Doerr, mejor conocido por su bestseller ganador del premio Pulitzer Toda la luz que no podemos ver, regresó con una página de vuelta sobre vidas individuales atrapadas en guerras y conflictos, desde Constantinopla en el siglo XV hasta un futura nave espacial en vuelo desde la tierra agonizante. Nube de tierra de cuco (4th Estate) es una carta de amor a los libros y la lectura, así como una crónica de lo que se ha perdido a lo largo de los siglos y lo que está en juego en la crisis climática actual: triste, esperanzadora y absolutamente inspiradora. Y fue un placer ver al escritor irlandés Keith Ridgway regresar a la ficción, casi una década después de Hawthorn & Child, con Un choque (Picador), sus historias sutilmente extrañas de vidas londinenses interconectadas.

Galgut, la promesa

La primera novela de Damon Galgut en siete años le valió el Booker. Una fértil mezcla de saga familiar y sátira, La promesa (Chatto) explora los votos rotos y los legados envenenados en una Sudáfrica cambiante. También se han enumerado algunas novelas británicas excelentes: la luz experta de Nadifa Mohamed sobre la injusticia racial real en el crisol cultural de Cardiff de la década de 1950, Hombres de fortuna (Vikingo); El seguimiento profundo de Francis Spufford de las vidas en movimiento en el Londres de la posguerra, Luz perpetua (Faber); La delicada historia de las consecuencias familiares de Sunjeev Sahota, Habitación China (Harvill Secker); y la intrépida y desconcertante investigación de Rachel Cusk sobre la política de género y la creatividad, Segundo lugar (Faber).

Lockwood, nadie habla de eso

También en la lista corta de Booker estaba un extravagante y tragicómico debut de la autora estadounidense Patricia Lockwood, cuya Nadie habla de eso (Bloomsbury) lleva su sensibilidad interrogativa y estilo único a temas extremadamente dispares: el agujero negro de las redes sociales y la dolorosa maravilla de un querido niño discapacitado. Cuervo de Leilani Candelabro (Picador) presentó a una estilista igualmente talentosa: su historia de vida precaria en la ciudad de Nueva York está llena de frases para saborear. Otros debuts notables incluyen a Natasha Brown Montaje (Hamish Hamilton), un estudio brillante y audaz de una mujer negra de alto perfil que negocia con el establishment británico; La historia terrenal y exuberante de AK Blakemore sobre el puritanismo del siglo XVII, Brujas de Manningtree (Granta); y la nueva y animada saga de Tice Cin sobre el tráfico de drogas y la resiliencia de las mujeres en la comunidad turcochipriota de Londres, Llevar la casa (Y otras historias).

Caleb Azumah Nelson La amplia (Viking) es una historia de amor lírica que celebra el arte negro, mientras que la novela debut del poeta Salena Godden, Incluso la muerte extraña a la muerte (Canongate), es una alegoría muy contemporánea de la creatividad, la injusticia y el mantenerse a flote en la Gran Bretaña moderna. Más adelante, dos primeros indios del estado de la nación anatomizan clase, corrupción y poder: el de Megha Majumdar. una quema (Scribner) en un thriller, y el de Rahul Raina Cómo secuestrar a los ricos (Little, Brown) en un cómico abrazo negro. Mientras tanto, Robin McLean Ten piedad de la bestia (And Other Stories), un western de venganza de espíritu libre, es un placer gótico.

dolor y felicidad meg mason

¿Cuándo no es suficiente el amor? El boca a boca este verano fue de Meg Mason Dolor y felicidad (W&N), una delirante comedia negra de angustia mental y excéntrica vida familiar centrada en una mujer que debería tener todo para vivir. Otra lectura muy agradable, El colibrí de Sandro Veronesi (W&N, traducido por Elena Pala), traza la vida de un hombre a través de sus relaciones familiares. Una novela expansiva que encuentra el mundo entero en un solo individuo, su estructura lúdica hace que la historia sea una sorpresa en constante cambio.

mis fantasmas gwendoline riley

Había una perspectiva más fría sobre la vida familiar en Gwendoline Riley mis fantasmas (Granta): Esta historia aguda y dolorosamente ingeniosa sobre una relación tóxica entre madre e hija es su mejor novela hasta el momento.

Dos primeras colecciones de historias traspasaron las fronteras formales y lingüísticas. Distrito oscuro de Vanessa Onwuemezi (Fitzcarraldo) anunció una nueva voz surrealista e inventiva, mientras que en Magia inglesa (Mendigo de las galeras) Uschi Gatward ha demostrado ser un maestro en poner las cosas en orden. Isabel Waidner también rompió fronteras, incluyendo Oro de ley kilates (Péninsule), grito de carnaval contra la represión, ganó el Premio Goldsmith de Ficción Innovadora.

Covid-19 tardará un tiempo en convertirse en ficción, pero las primeras respuestas ya están empezando a aparecer. en Sarah Hall Abrigo quemado (Faber) es una valiente exploración del arte, el amor, el sexo y el ego frente a la amenaza del contagio. En la versión de Hall de la pandemia, un escultor solitario que típicamente se expresa a través de obras monumentales se ve obligado a tener una intimidad de alto riesgo con un nuevo amante, al mismo tiempo que enfrenta su sentido de su propia creatividad contra el poder del virus.

Un fascinante redescubrimiento histórico ha sacado a la luz el cierre de fronteras y los crecientes prejuicios de la actualidad. Dentro El pasajero de Ulrich Alexander Boschwitz (Pushkin, traducido por Philip Boehm), escrito en 1938, un empresario judío intenta huir del régimen nazi. La J estampada en su pasaporte garantiza que se encuentra con un rechazo burocrático impasible y una fría indiferencia por parte de los compañeros de viaje en una tensa y creciente pesadilla que es de relevancia eterna.

Finalmente una novela para transportar al lector fuera del presente. Inspirado por la vida de Marie de France, Matriz de Lauren Groff (Hutchinson Heinemann) tiene lugar en una abadía inglesa del siglo XII y cuenta la historia de una adolescente torpe y apasionada, la líder talentosa en la que creció y la comunidad de mujeres que construyó a su alrededor. Lleno de nítidos detalles sensoriales, con un alcance emocional que se extiende a lo largo de los siglos, es bálsamo y alimento para el cerebro, el corazón y el alma.

Explore todos los libros destacados y ahorre hasta un 15% en guardianbookshop.com. Pueden aplicarse cargos por envío.

Deja un comentario