Pechos y huevos de Mieko Kawakami revisión – raro y despiadadamente honesto | ficción


yoRara vez un libro está lleno de alabanzas y críticas ridículas, pero Pechugas y huevos ha sido llamado 'impresionante' por Haruki Murakami y "Intolerable" de Shintaro Ishihara, el ex gobernador de Tokio. Según los informes, la novela de Mieko Kawakami enfureció a los conservadores y al establecimiento literario japonés cuando se publicó en 2008, pero se convirtió en un éxito y un éxito de ventas. Ahora es una salida muy animada aquí. Pero al mismo tiempo Pechugas y huevos presenta comentarios incisivos sobre ser mujer y madre, y algunos pasajes surrealistas intensos, luché por entender el fervor que inspira.

Pero entonces, el libro en sí es un conjunto divertido: Pechugas y huevos se divide en dos partes, con diferentes traductores. El primero nació como un blog antes de convertirse en una novela original y popular, mientras que el segundo se agregó una década después.

Ambas partes están narradas por Natsuko, una mujer de clase trabajadora de Osaka que vive en Tokio. En la primera, es una escritora en apuros, visitada por su hermana, Makiko, una anfitriona de bar que a medida que su cuerpo envejece y se acerca a la edad en la que falleció su madre. 39, el cáncer de mama, se obsesionó con el trabajo de mama. Su hija adolescente, Midoriko, ha dejado de hablarle; el lector es consciente de las anotaciones del diario de Midoriko, que expresan repulsión por la forma en que su cuerpo cambia durante la pubertad.

No pasa mucho hasta un brillante enfrentamiento final con una nevera llena de huevos, pero Kawakami envuelve al lector en una sofocante claustrofobia. Su caligrafía es a veces extrañamente extraña y salpicada de imágenes evocadoras ("la luz del sol ha pellizcado nuestra piel"; las bandas de nubes son como "marcas dejadas por un dedo cansado"). Pero también puede ser plano, engrosado y ralentizado por repeticiones mundanas en la traducción menos estimulante de Sam Bett.

La segunda parte más larga vuelve a visitar a Natsuko 10 años después: ha logrado un éxito literario similar al de su autor, pero lucha por escribir una segunda novela y cada vez está más aislado. Ella anhela tener un hijo, pero la idea del sexo la hace 'querer morir', por lo que investiga usando un donante de esperma, para descubrir en Japón que este es un proceso disponible solo para parejas infértiles, no para mujeres solteras.

Las cosas continúan a un ritmo irregular, y la novela se compone en gran parte de las interacciones ocasionales de Natsuko con mujeres que presentan diferentes interpretaciones de la maternidad. La traducción de David Boyd parece reflejar el control más suave de Kawakami sobre su material, aunque hay una exposición brutal y la extrañamente distante Natsuko no siempre es un narrador apasionante. Sus días pasan "como una hilera de cajas blancas, todas alineadas, de la misma forma y peso". Pero Kawakami escribe con despiadada honestidad sobre la experiencia corporal de ser mujer, desde las pérdidas menstruales hasta los pezones doloridos. Ella revela cuidadosamente cómo la pobreza exacerba las presiones sofocantes sobre las mujeres en una sociedad donde "la belleza significa valor". Los misterios de la maternidad contienen tanto ansiedad como atractivo en ambas partes, aunque Kawakami sigue siendo totalmente no sentimental: la maternidad puede ser "milagrosa", pero también puede ser opresiva. Dos personajes separados incluso sugieren que dar a luz es un acto de violencia egoísta, un argumento perseguido sin miedo, expresado tanto en el nihilismo adolescente ("¿por qué uno de nosotros tuvo que nacer?") Y a través de un sobreviviente adulto de un abuso sexual infantil, convencido de que la única forma de asegurarse de no infligir un "dolor insoportable" a un niño inocente es no tenerlo.

En última instancia, sin embargo, Natsuko descarta esos miedos y la novela termina con una nota optimista, con la heroína de Kawakami que finalmente abraza, en todos los sentidos de la palabra, una nueva vida.

Pechugas y huevos de Mieko Kawakami, traducido por Sam Bett y David Boyd, es publicado por Picador (£ 15,99). Para solicitar una copia, vaya a guardianbookshop.com. P&P gratis en Reino Unido a partir de £ 15