Poema de la semana: El pan de la infancia de Ihor Pavlyuk | Libros


El pan de la infancia

Cerezas de la abuela que rezuman pirohy, tierra
Perfumado en primavera,
Estos son los recuerdos bordados del corazón
Tocado por el llanto
De una grúa.

Me siento bajo los abetos y recuerdo
Las tardes del pueblo sagrado
El abuelo me lo contó.
“Eran realmente ricos”, dice.

“Algo bueno se ha perdido desde la antigüedad. ¿Pero qué?
¿Una canción? El anillo de una hoz
La vida rodó como una barra de pan hasta que pasó el tiempo
En eso …"

El crepúsculo se vuelve más espeso.
Dejo el bosque en un sueño.
Las grullas parecen
Bailando en el prado, mi infancia
Está delicadamente bordado
Con tallos de trigo.

Traducido por Steve Komarnyckyj

* Pyrohy: en la región del poeta de Ucrania, pyrohy son pasteles en lugar de bolas de masa

<iframe class = "cerrado" srcdoc = "

">

Ihor Pavlyuk es un poeta galardonado de Volyn, noroeste de Ucrania. Polissya, donde pasó su infancia, es la región que particularmente celebra y elabora en A Flight Over the Black Sea: Selected Poems (Waterloo Press) – y lea estas traducciones rítmicamente al inglés de Steve Komarnyckyj, es esta viajando.

Una de las posibles raíces etimológicas de la palabra "Ucrania", nos dice Wikipedia, se traduce como "país fronterizo". El intenso enfoque de Pavlyuk en el lugar coexiste con una interpretación de las fronteras como mágicamente permeables. Childhood Bread me atrajo desde el primer encuentro porque hace que el pasado sea tan presente. El hablante no parece solo recordar la infancia, sino volver a ella, como si entrara en un claro del bosque mágico, donde todos los sentidos agudos de un niño son repentinamente accesibles .

El sabor del pastel de cerezas y el olor del deshielo primaveral en el suelo encienden la metáfora de convertirse en "los recuerdos bordados del corazón / Tocados por el grito / de una grulla". Una imaginación sinestésica conecta el grito de la grulla con el "tacto": la lectura más obvia, que el grito del pájaro toca el corazón del hablante, se complica con la imagen de los "recuerdos". bordado ”, de modo que el grito mismo parece convertirse en una aguja perforadora. La pasta pálida y las cerezas rojo oscuro añaden sus colores contrastantes a la imagen del "bordado". Pavlyuk aquí se refiere a una de las principales artes decorativas de Ucrania y enfatiza su importancia. No es solo una costumbre popular perdida, sino un arte vivo, y la costura del poema en sí ilustra parte de la técnica.

Las "tardes de la aldea sagrada" de la segunda estrofa no pertenecen a la memoria del hablante, sino a la del abuelo. El nieto los recuerda como si hubiera estado presente, aunque esta es la imagen imaginativa que evoca que recuerda. Quizás estas "tardes de pueblo" sean "sagradas" para el abuelo porque marcaron el final de un día de trabajo, un momento de especial camaradería y liberación. Para el poeta, encarnan el pasado que valora tan profundamente. Es posible que estos rituales sociales ya no ocupen un lugar destacado en la vida del pueblo. El poema simplemente los hace presentes, sin ningún motivo especial o nostalgia, y así el efecto de trazar los límites del tiempo vuelve a disminuir.

La nostalgia informa la percepción del abuelo, pero intenta cuestionarla. Llega al extremo de decir: "Algo bueno se ha perdido desde la antigüedad"; luego se detiene e inesperadamente pregunta: "¿Pero qué?" Su respuesta no parece ser el canto, sino los ritmos del día, simbolizados por la hoz, y que se convirtieron en una maravillosa comparación: "La vida corrió como una barra de pan hasta que el tiempo mordisquear ". Este pan también podría identificarse con 'el pan de la infancia'.

Cuando el hablante abandona el bosque, su visión onírica permanece intacta. Se nos invita a imaginar una escena realista casi mágica, con las grullas, esta vez en manadas, pareciendo bailar en el prado. También vuelve la imagen del bordado, esta vez para representar la propia infancia. El motivo se destaca por un hermoso detalle específico, los "tallos de trigo". El tema de la comida persiste, el pan y las telas bordadas alimentan la imaginación.

El paisaje, la historia y la cultura están estrechamente vinculados a la visión de Pavlyuk. Las dimensiones políticas – nacional, regional, ecológica – están implícitas y se sienten profundamente, pero nunca impuestas superficialmente. Cuando viajamos a Ucrania, siempre son nuestros sentidos los que primero se despiertan y se involucran.