Poema de la semana: Pool de Rowan Williams | Poesía

Piscina

Se rompe una ramita. Rápido, amablemente
escenificando el haiku, una o dos nuevas ranas
plop en el agua, donde su más joven
los padres mienten o brincan, cientos
y cientos de grandes comas barridas
desde el banco de trabajo del compositor
en los bajíos arenosos, cientos
pequeñas pausas de respiración aceitosa en el agua
párrafo aburrido. Cuando su aliento
ojos hinchados y miembros brillantes,
también esperarán, palpitando al borde del estanque

Edge, escuchando el peligro,
por el pie seco de este incierto
mundo superior que nadie predijo
cuando estuvo todo mojado por mucho tiempo sin ruido
cláusulas entre el retorcerse del aliento negro;
listo para saltar de este nuevo purgatorio
altura de la espalda en constante oscuridad, muy lejos
(al menos por un tiempo) terrores
de lo que el sol chupa –
verde, alas, pulmones, hasta palabras
o alas.

La piscina comienza con el sonido sorprendente que pone a «una o dos nuevas ranas» a «pronta y solícitamente» escenificar «el haiku» saltando a la piscina. El haiku, por supuesto, es de Basho. A los traductores de habla inglesa les gustaba imitar el sonido que hace la rana cuando golpea la superficie del agua, pero Basho, según sus comentaristas japoneses, es más indirecto: su tercera línea simplemente dice «sonido del agua». No hay onomatopeya: se deja a la imaginación del lector. Rowan Williams puede estar haciendo lo mismo con su línea de apertura, «A Twig Breaks». Hay que imaginar el salto chirriante y asustado de las ranas hacia la seguridad.

La alusión literaria adquiere un giro tipográfico cuando los renacuajos en los «charcos arenosos» del agua se ven como «cientos / y cientos de grandes comas barridas / del banco del compositor …». tipo y texto, letra impresa e idioma. También puede referirse a una de las traducciones de la colección de Rowan Williams, In the Days of Caesar de Waldo Williams. Este último es un bello poema, intensamente procedente de y para Gales y Gales, pero que sugiere una transformación que parece ilimitada. Aquí está la última estrofa:

Bueno, gente pequeña, y mi pequeña nación, ¿puedes ver?
¿El secreto enterrado en ti, que ningún César capta jamás en sus listas?
¿No vendrá el pastor a buscarnos en nuestro desierto?
nos une para dar a luz de nuevo, entretejiéndonos en uno
en una canción escuchada en el cielo de Belén?
Nos busca como un tesoro de palabras para su trabajo, el ganador del cielo.

En la última línea de la traducción, el compuesto en inglés antiguo «wordhoard» puede sugerir que las naciones menores también serán redimidas, en forma de poesía, o quizás un poema, por el «laureado celestial». Los renacuajos de piscina son quizás los signos de puntuación esenciales para abrir el tesoro verbal.

En el segundo verso, es el turno de la nueva cohorte de ranas adultas, ahora completamente «hinchadas» y capaces de respirar tanto en tierra como bajo el agua, para prepararse para «la fisura del peligro». El ciclo de vida es despiadado. La depredación y la desecación son sugeridas por el «mundo superior seco incierto / nadie predijo / en los días en que estaba todo húmedo y silencioso / cláusulas entre el estremecimiento de aliento negro». La metáfora gramatical persiste con «cláusulas», un recordatorio del «párrafo aburrido» de las oraciones de agua. Pero ahora un lujo acuático se materializa en los epítetos «all wet long silencioso» con su eco de Fern Hill de Dylan Thomas, y tal vez un guiño al placer de Gerard Manley Hopkins por «wildness and wet».

La larga frase que cruza la estrofa y que comienza después de la separación con guiones del nuevo verso (“Cuando su aliento…”) continúa hasta su breve clímax. Está escrito en el futuro, pero promete una certeza ineludible: las nuevas ranas «palpitando al borde del estanque» también estarán listas para saltar del «nuevo Purgatorio / altura nuevamente en la oscuridad constante». Las formas de vida emergentes más antiguas pueden estar implicadas en esta descripción. Menos que alegremente golpeados por el sol una vez en tierra firme, sienten nostalgia por la etapa anterior de desarrollo.

Williams construye una estructura vertical increíblemente variada, ya que su frase encuentra su propósito en la lista de dos líneas de «lo que absorbe el sol: / verde, extremidades, pulmones, incluso palabras / o alas». El lenguaje mismo ocupa un lugar menor en la democracia rota de organismos y partes de organismos. La posibilidad redentora que implica «Purgatorial» se mantiene estrechamente viva, oscurecida por la incertidumbre en la que participan todas las formas de vida, «la fisura del peligro» que temen y representan, tan pronto como emergen en la autosuficiencia. Incluso el sol está enmarcado de manera inquietante, su simbolismo nublado, quizás, por el peligro ambiental que el poeta percibe ahora en su resplandor vivificante. En la última línea, solo hay dos palabras, dos sílabas.

Pool es de la sección de poemas nuevos de Rowan Williams de Collected Poems. Además de la traducción de Waldo Williams mencionada anteriormente, Poema de la semana ya ha presentado el poema de Rowan Williams sobre el iconógrafo ruso Andrei Rublev.

Deja un comentario