Poeta turco encarcelado por 26 años por un crimen que no cometió | Libros


TLa buena noticia es que el año pasado el poeta turco İlhan Çomak ganó un importante premio, el premio de poesía Sennur Sezer, por su octava y última colección de poemas, Geldim Sana (Vine a ti) La mala noticia es que está en prisión y ha estado en prisión durante 26 años, desde su arresto como estudiante de geografía a la edad de 22 años. Todos sus libros fueron escritos en prisión.

¿Cómo llegó allí? Un factor, probablemente el principal, es que es kurdo. No es un delito en sí mismo, pero sí lo es ser miembro o incluso asociarse con una organización política kurda. También existe el problema específico de iniciar un incendio forestal, pero nunca se han aportado pruebas serias para probarlo. La única "evidencia" fue su confesión bajo tortura y esto ha sido enfatizado en todas las llamadas para su liberación.

En Turquía no es raro que los escritores sean encarcelados. Ha habido, y todavía hay muchos para mencionar aquí, pero ninguno ha estado encarcelado durante tanto tiempo como Çomak. Algunos han publicado desde adentro, algunos con gran éxito. Uno de los más grandes poetas de Turquía, Nâzım Hikmet, quien murió en 1963, ha pasado gran parte de su vida en prisión o en el exilio.

İlhan Çomak ... las apelaciones contra su condena se retrasan constantemente

İlhan Çomak … las apelaciones contra su condena se retrasan constantemente

Aparte de los escritores, están los estudiantes. Como resultado de las protestas ambientales en el Parque Gezi en 2013, había más de 70,000 estudiantes en las cárceles turcas y el número total habrá aumentado desde el intento de golpe militar en 2016. Se desconoce el número exacto.

Después del golpe fallido en 2016, se cerraron 53 periódicos. Muchos otros medios han sido prohibidos. Existe una detención preventiva regular para aquellos que escriben o comparten mensajes en las redes sociales que se consideran leve o indirectamente subversivos. Sobre todo, tal vez, fueron la población kurda y los escritores kurdos los más afectados. El Instituto Kurdo se cerró después de 2016 y la existencia misma de la literatura kurda está amenazada. Los poemas Çomak aparecen cada vez más en la traducción al inglés, pero aún no en forma de libro.

¿Deberíamos pensar en Çomak como un prisionero que escribe libros de poesía? Los poemas no necesitan tal encuadre. No son políticos en el sentido de que defienden un punto de vista específico. Sus preocupaciones eran elementales y llenas de recuerdos de libertad, amor y compañía. Como escribió en "La vida no miente", traducido por Caroline Stockford:

Estoy entre la luna y la marea.
Entre el susurro y el llanto.
Cuando era niño, siempre tuve el escenario de un niño, fui rehén de la sonrisa de granada de mi madre.
Cuando miré por la ventana a plena luz del jardín
Mira la filosofía de las manos recogiendo el árbol frutal,
En estos tiempos cuando todavía escuchamos los sonidos de las ranas,
Cuando las mujeres cruzaron mi vida, el lago era azul
Y sabía el valor del azul. También entiendo el dolor, en las etapas de la vida.

Otro poeta, Haydar Ergülen, sugiere que los poemas podrían haber sido escritos dentro o fuera de los muros de la prisión. Y, por supuesto, debemos recordar que no fue por su poesía que Çomak fue encarcelado.

Sus contactos con el mundo exterior son muy limitados. Fue transferido de prisión en prisión para evitar que sus padres tuvieran acceso a él, pero lo siguieron cada vez. Cabe señalar que Gran Bretaña tiene fuertes lazos económicos con Turquía y puede exigir la liberación inmediata de Çomak como condición previa para cualquier acuerdo. Las apelaciones contra su condena se han retrasado constantemente, pero su poesía, con razón, está llegando a más y más lectores.