Retrospectiva de la crítica de Juan Gabriel Vásquez – Mao, el cine y yo | Ficción en traducción

¿Qué es una novela de todos modos? En su forma más común, una historia inventada del tamaño de un libro, aunque con el reciente auge de la autoficción, los lectores se han acostumbrado a que la línea entre la vida y el arte se difumine. Regardez en arrière un peu plus loin et vous trouverez de nombreux écrivains jouant avec l’idée du «roman de non-fiction», le plus célèbre Truman Capote avec In Cold Blood : entre de bonnes mains, les romans sont clairement suffisamment flexibles pour traiter hechos.

Este es el territorio en el que nos encontramos aquí. La octava novela de Juan Gabriel Vásquez explora la historia de vida del director colombiano vivo Sergio Cabrera, director de Tiempo fuera, Ilona viene con la lluvia, La estrategia del caracol y muchas más. Vásquez utiliza como dispositivo de encuadre una retrospectiva de las películas de Cabrera de 2016 celebrada en Barcelona, ​​en el momento en que el padre de Cabrera, que protagonizó varias de sus películas, acababa de morir y su matrimonio estaba en las rocas: exactamente el tipo de tiempo. muchos de nosotros miraríamos hacia atrás y trataríamos de darle sentido a nuestras vidas.

“El acto de ficción fue sacar la figura de esta novela de la inmensa montaña de la experiencia de Sergio Cabrera y de su familia, tal como me las reveló durante siete años de encuentros y más de 30 horas de conversaciones grabadas”, explica Vásquez en una nota del autor, agregando que también habló extensamente con la hermana de Cabrera, Marianella, y tuvo acceso a diarios, amigos de la familia y otras fuentes de los archivos de la familia Cabrera.

Y que historia de vida. Apropiadamente, Vásquez abre la novela (traducida a la perfección por Anne McLean) en Barcelona durante la Guerra Civil Española, donde el padre de Cabrera, Fausto, se refugia de las bombas. Seguimos a la familia en su huida, primero a Francia y luego a la República Dominicana, donde Fausto, contra viento y marea, se convierte en actor, conoce brevemente al poeta y dramaturgo Federico García Lorca y, en 1945, con Hitler y Mussolini muertos pero Franco, sano y salvo, llega a Bogotá donde se enamora de una joven de alta alcurnia llamada Luz Elena. Se casaron en 1947, justo cuando Colombia descendía a “la Violencia”, un período de disturbios civiles bipartidistas que cobró hasta 300.000 vidas y se convirtió en la llama de la que estalló el activismo de la familia Cabrera.

En 1954, la televisión llegó a Colombia y Fausto comenzó un aprendizaje con el venerado actor y director japonés Seki Sano. Está expuesto a las ideas marxistas de Sano, y cuando un amigo de la familia se pone en contacto para decirle que el Instituto de Idiomas Extranjeros de Beijing está buscando profesores de español, desarraiga a Luz Elena, a un Sergio adolescente y a su hermana menor Marianella y se los lleva a China. Después de algunos años de dominar el chino y aprender rápidamente a conformarse política y culturalmente, los dos niños están solos, fortalecidos solo por las instrucciones escritas de Fausto sobre los principios comunistas.

El hecho de que un adolescente colombiano destinado a convertirse en un aclamado director se convirtiera en Guardia Roja por primera vez en la China de Mao es asombroso, al igual que el hecho de que cuando fueron llamados a casa para encontrar a ambos padres trabajando encubiertos para la revolución, Sergio y su hijo menor hermanas convertidas en guerrilleras, convencidas, como pocos lo están hoy, de que el orden mundial podría ser derrocado con éxito, y dispuestas a morir para lograrlo. La historia de su adoctrinamiento político, despliegue activo, inquietud creciente y desilusión final es a la vez fascinante y aterradora, y muchos hoy reconocerán la tendencia de la izquierda a priorizar la pureza ideológica en lugar de la acción concreta, perdiéndose en la maleza de la teoría y el lenguaje. . , y finalmente se vuelve sobre sí mismo. No sorprende que Marianella deje el Ejército Popular de Liberación con una bala en la espalda.

Dada la riqueza del material de origen, es decepcionante que gran parte de la historia de vida de Cabrera realmente se prolongue. “La retrospectiva es una obra de ficción, pero no hay episodios imaginarios”, dice Vásquez; sin embargo, no solo no inventó nada, sino que parece no haber olvidado nada. Algo sucede, luego sucede otra cosa, y luego sucede otra cosa, todo minuciosamente descrito y en un tono emocional similar: sin embargo, en las novelas los episodios deben ganarse su lugar, ya sea contribuyendo al desarrollo de la trama o la delineación de los personajes, o preferiblemente ambos. Y aunque Vásquez inventa diálogos para sus personajes reales, nunca estamos plenamente en su conciencia: los acontecimientos de sus vidas, grandes y pequeños, centellean y brillan desde una distancia histórica, como si estuviéramos viendo un espectáculo de linterna mágica. . Habría ayudado haber tenido más tiempo en 2016 esparcido por la narrativa, para romperla; también habría sido útil pasar por alto algunos de los detalles menores, al servicio del ritmo.

Retrospective es la historia obstinada y obediente de una familia cuyas vidas han estado vinculadas a algunos de los momentos históricos clave de Europa, pero carece de la suavidad y la textura de, digamos, la conmovedora y apasionante historia de Keggie Carew sobre su extraordinario padre, Dadland, quien fue calificado correctamente de memoria. Si bien es indudable que es una proeza en el ordenamiento de la historia, ¿es Retrospective una novela? No en mi libro. ¿Un recuerdo por proxy? Sí tal vez.

Suscríbete a Inside Saturday

La única forma de descubrir el detrás de escena de nuestra nueva revista, el sábado. Regístrese para recibir historias de nuestros principales escritores, además de todos los artículos y columnas imprescindibles, en su bandeja de entrada todos los fines de semana.

Aviso de Privacidad: Los boletines pueden contener información sobre organizaciones benéficas, anuncios en línea y contenido financiado por terceros. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad. Usamos Google reCaptcha para proteger nuestro sitio web y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.

Retrospectiva de Juan Gabriel Vásquez, traducida por Anne McLean, publicada por MacLehose Press (£16.99). Para apoyar a libromundo y The Observer, solicite su copia en guardianbookshop.com. Se pueden aplicar cargos de envío.

Deja un comentario