Revue des Voix des Perdus de Hoda Barakat – historias de migrantes | Ficción en traducción

[ad_1]

"Tel país ya no existe ”, observa una mujer anónima Voces de los perdidos. “Está terminado, volcado y destrozado como un enorme jarrón de vidrio. Tratar de traerlo todo de vuelta … solo podía producir un gran dolor de corazón, una amargura insoportable. La mujer está esperando en un hotel de un país europeo anónimo a un amante al que no ha visto en décadas. A medida que pasan las horas, la esperanza de un reencuentro se desvanece.

En el directorio de hoteles, la mujer encuentra una carta de amor escrita en árabe. Su autor se revela manipulador y abusivo, pero nuestro narrador anónimo siente una conexión con él: "Fue como si, tan pronto como mis dedos tocaron la página, sintiera que el hombre … (era) familiar." una persona que ya conocía ”. Ella comienza su propia carta.

Voces de los perdidos, ganadora del Premio Internacional de Ficción Árabe 2019, es la última novela del famoso escritor libanés Hoda Barakat. Traducido por Marilyn Booth, la novela se compone principalmente de cartas escritas por cinco migrantes o solicitantes de asilo del mundo árabe, todos los cuales han abandonado o huido de sus países no identificados. Las cinco letras forman una cadena ya que cada letra cae, por casualidad, en manos de otro migrante; una carta se saca de un bote de basura, otra de un asiento de avión. El investigador se ve entonces empujado a escribir su propia carta y así dar sentido a su aislamiento actual.

Un hombre, torturado durante meses por la policía secreta de un estado anónimo del Medio Oriente, le cuenta a su madre cómo él mismo se convirtió en torturador. En su terrible misiva, pregunta: "Entonces, ¿por qué debería castigarme con pensamientos de remordimiento?" … Me encantaba estar vivo, y no era el único que se mantenía vivo por esos medios. "Cuando su gobierno es derrocado, se esconde entre los solicitantes de asilo. Después de cometer un crimen horrible, insiste en su inocencia: 'Realmente no tuve más remedio que hacer … las circunstancias bajo las cuales invertimos sumas tienen sus propias leyes de necesidad' '. . "

La Primavera Árabe, los horrores de Isis, gente desesperada "fuera del agua del mar": nuestro mundo actual late en cinco letras; se hacen alusiones a hogares perdidos que podrían ser Líbano, Siria, Libia, Egipto o Irak, entre otros. Con este telón de fondo de lugares sin nombre e historias abstractas, Barakat intenta crear singularidad: voces humanas reales. Las voces suelen ser estridentes; pero a veces son delgadas, como si sólo fueran imaginadas hasta el punto de lo que la narrativa exige temáticamente. Conmovedoramente, parecen estar hablando no a sus madres, amantes o hermanos, sino a Dios o alguna otra omnisciencia. Bajo el disfraz de la confesión, revelan una fe devastadora y un fatalismo: "Es la voluntad del creador". Otro dijo: 'Está en mis genes. Considerando mi lucha con el mundo, el mundo entero, no tengo ninguna intención de luchar contra mis propios genes. "

La fingida inocencia de los países anfitriones es para mí lo que es subversivo en los escritos de Barakat.

Las cinco letras van seguidas de una pequeña sección de contrapuntos: un breve vistazo a la vida de cuatro destinatarios o conocidos. Más que cartas, estas instantáneas toman la forma de monólogos internos. Una mujer, aparentemente europea, describe a un amante árabe cuyos problemas "fueron todos producto de una infancia miserable en un país en apuros". Un canadiense afirma que si alguien intentaba descifrar 'este mundo oscuro' de cerca ', regresaría con su familia en forma de algunas partes del cuerpo al azar en un pequeño cofre de madera; si regresaban, lo era. Cuando su hija lo acusa de 'la indiferencia de un hombre blanco', se pregunta: '¿Cómo podemos conocer a personas que han vivido guerras civiles? ¿Qué podemos saber realmente sobre la violencia y la destrucción, la pérdida, la devastación? "

Las recitaciones en Voz de los perdidos están calientes. Sin embargo, la construcción de la novela —el recurso de las letras recuperadas, la adición tardía de un factor heroico que lleva un registro de lo que no se puede entregar— crea un espacio incómodo en el que entregarse La ingeniería es una parte insistente del tejido. El deseo de Barakat de canalizar ciertas experiencias es fuerte; como dice un personaje: "Era un deseo de encajar en la lógica de un hombre que no conozco … una lógica que no pide el consentimiento de los demás …" A veces, las investigaciones temáticas amenazan con reemplazar la profundidad de personaje. La cuarta carta, descubierta en un casillero, invita al investigador a comentar: "Esta carta, que no llegó a donde se suponía, era como una voz que nadie ha escuchado nunca, nunca, no desde el principio. Desde el día en que nació esta mujer, su voz se ha perdido. Es un sentimiento poderoso cuya fuerza disminuye un poco a medida que se repite en una novela esbelta. “Hay tantos ahí fuera”, dijo un hombre que escapó de la tiranía de su padre, “gente que la vida ha rechazado sin piedad donde nadie puede verlos…” Otro escribió: “La vida desata sus tormentas sobre nosotros y somos solo plumas arremolinándose en los vientos huracanados.

Las tragedias de Voces de los perdidos son angustiantes. Los estados colapsados ​​y las traiciones familiares destrozaron a los hombres y mujeres de esta novela, todos los cuales buscaron y no pudieron encontrar seguridad en otros lugares. Mientras tanto, sus países de refugio los ven como indeseables de regiones inestables en las que afirman no tener ningún interés geopolítico o estratégico: una masa de migrantes intercambiables de los que solo se puede quejar o temer. Esta fingida inocencia de los países anfitriones es, para mí, lo que es subversivo en los escritos de Barakat. El lector de literatura que se complace en la piedad vaga y generalizada, que disfruta de su propia capacidad de simpatía, se convierte en cómplice de una fuga continua. La desesperación de la huida de los refugiados se traduce necesariamente en un difícil rastro de papel, que igual de incómodo se lee en forma ficticia.

• Madeleine Thien No digas que no tenemos nada publicado por Granta. Voices of the Lost de Hoda Barakat, traducido por Marilyn Booth, es publicado por Oneworld (PVP £ 12,99). Para pedir una copia, vaya a guardianbookshop.com. Pueden aplicarse cargos por envío.

[ad_2]