Top 10 de novelas en los pueblos | Libros

[ad_1]

W¿Qué te viene a la mente cuando piensas en una aldea sin importar en qué parte del mundo se encuentre? ¿Quizás un lugar donde todos conocen los asuntos de todos? Un lugar lo suficientemente pequeño como para dejar salir a uno o dos excéntricos, lo suficientemente aislado como para que los extraños sean notados y no necesariamente bienvenidos. Un lugar que tiene sus propias costumbres, rituales y jerarquía. ¿O alguien con un sentido de comunidad fuerte y positivo?

Los dos personajes principales de mi cuarta novela, Unsettled Ground, que viven cerca de la aldea ficticia de Inkbourne en Wiltshire, podrían caer en la categoría de bizarros, aunque no se ven así. A los 51 años, todavía viven con su madre en una cabaña en ruinas y sospechan que a menudo son objeto de chismes en el pueblo. Cuando llegué al final del primer borrador, me di cuenta de que quería explorar cómo reacciona la aldea cuando se baja una de las suyas. ¿Cuál de sus vecinos los explotará y quién acudirá en su ayuda?

Las mejores novelas con un pueblo en su corazón jugarán con nuestras suposiciones sobre la vida del pueblo y no harán clichés ni siquiera a la anciana más habladora. Aquí están algunos de mis favoritos.

1. Las cosas se derrumban por Chinua Achebe
Achebe escribe sus personajes, reprensibles como son, sin juzgar, dejando que el lector decida. Aunque realmente no hay ninguna decisión que tomar: Okonkwo, el luchador de las nueve aldeas más alto de Nigeria en la década de 1890, es un hombre que abusa regularmente de sus esposas e hijos, pero cuando un hombre blanco viene en bicicleta y muchos otros lo siguen, son aún más brutal. Aunque las mujeres de esta novela no son las protagonistas, sus quehaceres diarios, así como los rituales del pueblo, te cautivarán.

2. Quién fue cambiado y quién murió por Barbara Comyns
Esta extraña e incómoda novela comienza con una inundación donde los patos entran por las ventanas de la sala de la casa de la familia Willoweed. Y así continúa con todo ligeramente desequilibrado. Este pueblo inglés de 1911 está lleno de excéntricos, muchos de los cuales se vuelven locos con una extraña epidemia. Como el resto de las novelas de Comyns, tiene una voz brillantemente ingenua y mucho humor negro.

3. Una noche de luna de Caradog Prichard (A Nos Ola Leuad, traducido por Philip Mitchell)
Es la vida de un pueblo galés con toda su muerte, deserción, chismes, locura y alegría. Lírica ya veces mística, su narrador anónimo sale en una noche de luna y recuerda su pasado. Se enfrenta a pérdidas terribles y come muchas rebanadas de pan con mantequilla. El libro está lleno de nombres maravillosos: Bob Milk Cart, Little Owen the Coal y el oxímoron Mrs Jones the New Policeman. El final es oscuro e impactante. Esta es una de las mejores novelas de las que quizás nunca hayas oído hablar.

4. Lanny de Max Porter
Porter toma estas voces del pueblo y juega con ellas. No solo los hace hablar en oraciones entrecortadas, sino que las desordena en la página, creando un coro superpuesto. En un pueblo inglés contemporáneo vemos que no ha cambiado mucho: todavía hay locura y alegría, superstición y misterio. Si bien Porter es relajado con su ritmo y estructura, el centro de esta novela es una historia completamente propulsora de la desaparición de un niño y la reacción de un pueblo.

Geraldine McEwan (extrema derecha) como Miss Marple en la adaptación de 2004 de ITV de Murder at the Vicarage.
Mucha diversión… Geraldine McEwan (extrema derecha) como Miss Marple en la adaptación de 2004 de ITV de Murder at the Vicarage. Fotografía: ITV / Rex / Shutterstock

5. Asesinato en la rectoría por Agatha Christie
Aunque esta es la novela debut de Miss Marple, la investigación del asesinato en realidad está dirigida por el vicario. Hay mucha vida de pueblo inglesa de los años 20 para disfrutar (o horrorizarse): "los pobres", "los gatos del pueblo" (ancianas parlanchinas) y las niñas que juegan al tenis. Por supuesto, es el soltero espiritual quien declara que hay siete sospechosos en St Mary Mead, y resuelve el crimen ya que el vicario y la policía están varios pasos por detrás.

6. Siempre hemos vivido en el castillo de Shirley Jackson
Merricat, el narrador de esta novela deliciosamente inquietante, podría ser una de las mayores peculiaridades de la ficción del pueblo. Vive con su hermana y su tío agorafóbico en una casa grande, después de que el resto de su familia fue asesinada. Desde el interior de la cabeza de Merricat, estamos consternados por la crueldad de los aldeanos, consternados cuando los niños del pueblo cantan rimas desagradables y aterrorizados cuando los aldeanos acuden en masa a las casas de las hermanas. Son aldeanos en su punto más oscuro y como no podemos apartar la mirada, Jackson nos hace culpables. Es inquietante, gótico y maravilloso.

7. Galore de Michael Crummey
A principios de la década de 1700, una ballena quedó varada en una playa de Terranova y los aldeanos locales la cortaron para obtener comida y aceite. Cuando han abierto el estómago, entra un hombre. Mudo, pálido y siempre oliendo a pescado (presumiblemente sufriendo de trimetilaminuria), Judah comienza esta saga que abarca dos siglos de vida difícil. Hay tantos hijos, nietos, bodas y hogares que lo mejor es dejar que te sumerja en un lío maravilloso y disfrutar de la emocionante historia, no te lo pierdas. Detén eso para concentrarte en detalles extraños como el borracho que Tiene una cabra en su casa como compañía, un pollito que nace a cuatro patas, y bebés que han pasado por las ramas de un árbol particular.

8. The West Wind de Samantha Harvey
Es un misterio que tiene lugar en el pueblo de Oakham en Somerset en el siglo XV. El decano encarga al sacerdote del pueblo, John Reve, que investigue cómo un hombre cayó al río local, un río en el que este pueblo es demasiado humilde para siquiera lograr construir un puente. Uno por uno, conocemos a los aldeanos que vienen a Reve para confesarse, y la novela retrocede hábilmente en el tiempo durante los cuatro días anteriores. Reve es un hombre fascinante, lleno de características conflictivas que lo hacen muy real.

9. Cosecha de Jim Crace
Probablemente ambientado en un período similar a The Western Wind, Harvest de alguna manera se las arregla para ser atemporal. Es la semana después de la cosecha y este pueblo feudal inglés sin nombre continúa siguiendo sus ritos y ritmos centenarios. Pero vemos dos columnas de humo, y cuando aparecen tres extraños, está claro que se avecina un cambio. La historia la cuenta un extraño, Walter Thirsk, que nos da una perspectiva interesante de la vida del pueblo. Hay descripciones inmersivas y evocadoras de la naturaleza, y una trama que sorprende.

10. Euphoria de Lily King
Tres antropólogos se encuentran y pasan tiempo juntos estudiando las tribus indígenas de Nueva Guinea. Aunque profesionalmente inventan 'la cuadrícula' como una forma de explicar las culturas y las personas, personalmente crean estragos, no solo entre los Tam, una tribu artística y dirigida por mujeres, sino también entre ellos. Nell está inspirada por la antropóloga Margaret Mead, y aunque sus métodos de estudio pueden estar obsoletos ahora, es fascinante ver el efecto que ella y los demás tienen en ellos, aldeanos a los que dicen que solo observan.

  • Unsettled Ground de Claire Fuller es una publicación de Fig Tree y ha sido preseleccionada para el Premio de ficción femenina 2021. Para solicitar una copia, visite guardianbookshop.com.

[ad_2]