Una mujer de Sibilla Aleramo crítica – revolucionaria | ficción

[ad_1]

yo

En 1906, en Inglaterra, la literatura estaba dominada por los mundos bien educados de novelistas como Arnold Bennett, EM Forster y John Galsworthy. Al mismo tiempo, en Italia, Marta Felicina Faccio, quien luego se convertiría en una feminista destacada, publicó su primer libro bajo el seudónimo de Sibilla Aleramo. Una mujer es una visión revolucionaria y sísmica, una historia y un manifiesto, y una actuación literaria tan enérgica que casi requiere lectura en voz alta.

Cuando era niño, el narrador, que no tiene nombre, aunque la novela es esencialmente un recuerdo de los primeros días de la vida de Aleramo, adora a su padre y hace caso omiso de su madre: está ahí. Que comiencen los problemas. ¿Cómo podría ser de otra manera? Su padre es la fuente de conocimiento, dinero, todo lo que parece precioso; su madre está "fácilmente sujeta a lágrimas, cuando mi padre no podía verlas". Cuando la familia se mudó de Milán al sur de Italia, las cosas empeoraron. En una escena impactante y desorientadora, su madre trata de suicidarse y nunca se recupera por completo.

Las propias luchas de la niña apenas han comenzado. Ayudando en la fábrica de su padre a la edad de 15 años, atrae la atención de un trabajador que la viola. Le molesta pensar hasta el punto de que se pregunta: "¿He pertenecido a este hombre ahora?", Finalmente se casa con ella y luego tienen un hijo juntos. Sin embargo, es a partir de esta experiencia que ella comienza a ver que el yo a menudo trabaja en contra de sus propios intereses; que al favorecer a su padre sobre su madre "nunca había dejado de imaginar mi vida futura como mujer". Esto lleva a su propio intento de suicidio.

Los lectores a quienes les gusta resaltar los aspectos más destacados deben mantener sus lápices afilados

Pero de esta crisis surge un despertar, entregado en prosa, que se eleva a un tono cada vez más alto, eventualmente saltando con tanta fuerza que las palabras casi colapsan en la página opuesta. "¡Benditas lágrimas! Finalmente me había tomado posesión de mí mismo; Finalmente había aceptado la difícil tarea de caminar solo, de luchar solo, de sacar a la luz todo lo que había en mí sin pulir, hermoso y fuerte. Los lectores a quienes les gusta resaltar los resaltados deben mantener sus lápices afilados.

El deseo del narrador de progresar "solo" es un desafío no solo para el matrimonio, sino también para la paternidad: "la madre que hay en mí no se puede reconciliar con toda la mujer", y finalmente comprende a su propia madre, que había conocido exactamente la misma dificultad "¿Por qué", dijo ella, entregando el mensaje central del libro, "idealizamos el auto-sacrificio en las madres? ¿De dónde viene esta idea inhumana de autoinmolación materna? Se transmite de madre a madre. niña durante siglos. Ha producido una monstruosa cadena causal ".

Como sugiere el título, Una mujer (en una nueva traducción de Simon Carnell y Erica Segre; el libro ha sido agotado desde 1982) pretende ser tanto individual como universal, y su influencia aún resuena. La imagen del canal fue adoptada por Elena Ferrante en su novela La niña perdida: "Todas las esperanzas de mi juventud parecían haber sido destruidas, parecía caer hacia mi madre, mi abuela, la cadena de mujeres tontas y enojadas de las que vine".

Es una historia humana y política, y hay las comedias más oscuras en las escenas donde, después de su intento de suicidio, la cuñada del narrador le pide que firme una declaración legal que confirme que su esposo no tenía la culpa. . Pero la mayor tristeza surge cuando la tensión entre la maternidad y "el mejor yo que había pasado por alto" provoca una crisis inevitable, revelando el propósito del libro. Aleramo dejó a su hijo cuando tenía seis años, en 1902, y escribió Una mujer "Para que mis palabras le lleguen". Le llevó más de 30 años volver a verlo.

Una mujer por Sibilla Aleramo (traducido por Simon Carnell y Erica Segre) es publicado por Penguin Modern Classics (£ 9.99). Para pedir una copia, visite guardianbookshop.com. P&P gratis en el Reino Unido por más de £ 15

[ad_2]